La búsqueda de la felicidad, el c-commerce, la accesibilidad, el rechazo del uso único y la responsabilidad online. Son 5 tendencias que llegan de Asia y que podrían cambiar las expectativas de los clientes. ¿Qué oportunidades representan para las empresas?

1. Búsqueda de la felicidad

Después de décadas de crecimiento económico, los asiáticos ya no se centran en la búsqueda de la riqueza material, sino en las consecuencias del progreso: exceso de trabajo, problemas de salud mental, apatía… En 2019, muchos asiáticos cambiarán su enfoque hacia la búsqueda de la felicidad y el bienestar.

Ejemplo. La compañía de entrega de alimentos con sede en China Ele.me (propiedad de Alibaba) se asoció con la web de videojuegos y ocio Bilibili para ofrecer un plan de membresía conjunto por 3,65 dólares al mes, incluyendo descuentos en la entrega de alimentos y transmisión ilimitada de anime.

Implicaciones. A medida que los consumidores asiáticos se alejan del exceso de trabajo (y del gasto excesivo), hay que plantearse: ¿está nuestra marca alineada con la búsqueda de la felicidad?

​2. C-commerce

Las marcas chinas están implementando un modelo que aprovecha la inteligencia artificial, los datos de los consumidores y la tecnología en la tienda para ofrecer una experiencia offline más eficiente, personalizada y sin fricciones. Las expectativas radicales vendrán llamando a nuestras puertas…

Ejemplo. La cadena de tiendas de té Hung Fook Tong lanzó en Hong Kong unas máquinas expendedoras con inteligencia artificial, capaces de predecir la mejor opción de té para el cliente. Las máquinas usan cámaras para analizar la edad y el sexo del cliente en tiempo real, creando un perfil para hacer una recomendación personalizada.

Implicaciones. Los gigantes chinos de Internet impulsan en gran medida esta tendencia y están marcando expectativas internacionales. Hoy lo que sucede en China ya no se queda en China. Además de comodidad, todos los retailers saben que los clientes buscan experiencias. Hay que pensar en cómo las iniciativas de retail inteligente pueden ir más allá de lo rápido, fácil y barato.

3. Accesibilidad

Asia tiene el mayor número de personas discapacitadas en el mundo. Durante años permanecieron invisibles, discriminadas o encerradas. Pero la creciente expectativa en torno al trato justo de todos los colectivos, junto con los Juegos Paralímpicos de 2018, han cambiado el escenario. En 2019, las marcas ya no pueden pasar por alto a estas personas.

Ejemplos. DAWN Ver.ß (ver vídeo) es una cafetería de Tokio que atiende a sus clientes con robots controlados de forma remota por personas discapacitadas. Ubicada en la sede de la Nippon Foundation, sus camareros-robots pueden tomar pedidos, llevar comida y bebida a los clientes y responder a preguntas básicas.

Implicaciones. Analicemos una oferta existente y volvamos a evaluar el viaje del consumidor. ¿En qué etapa se excluye a las personas con discapacidad? ¿Qué parte de la experiencia debe replantearse o modificarse para ser más inclusivos? Al atender las necesidades de las personas discapacitadas, también hay que considerar si se puede crear conciencia y educar a los demás. Conectar a quienes a menudo se quedan fuera o al margen con una sociedad más amplia es un enfoque poderoso.

​4. Uso único no permitido

Si el 2018 fue el año en el que la sostenibilidad por fin entró en la consciencia general asiática, en 2019 los consumidores valorarán a las marcas que les educan, les alientan y les incentivan a que se mantengan alejados de los estilos de vida ‘de uso único’ a los que han estado acostumbrados durante tanto tiempo.

Ejemplos. Akyra TAS Sukhumvit Bangkok es el primer hotel libre de plástico de toda Asia. A su llegada, los huéspedes reciben botellas de agua de acero inoxidable, que se pueden rellenar en dispensadores de agua ubicados en cada piso. Los artículos de baño se encuentran en recipientes de cerámica fabricados localmente. Todos los contenedores tienen bolsas de plástico biodegradables.

Implicaciones. El problema no es el plástico de un solo uso, sino una mentalidad de un solo uso. ¿Qué productos de un solo uso (palillos, flores…) pueden reutilizarse y tener una segunda vida? Es imposible resolver solos el problema global del desperdicio, por lo que las marcas deben pensar en aliarse y construir soluciones colaborativas, incluso con la competencia directa.

5. E-responsabilidad

Antes los consumidores casi no se detenían a pensar en las consecuencias de sus actividades digitales, hasta que han salido a la luz una serie de escándalos relacionados con el uso indebido de los datos y las fake news. En 2019, los consumidores buscarán iniciativas que les aporten más seguridad y tranquilidad para toda su existencia digital.

Ejemplos. WhatsApp se asoció con Reliance Jio, una empresa india de telecomunicaciones, para utilizar el teatro callejero como medio para educar a las personas sobre los peligros de las fake news. El espectáculo itinerante visitó 10 ciudades y acogió a 5 actores que interpretaron una obra que demostraba cómo la propagación online de información errónea puede fomentar la violencia.

Implicaciones. 2019 será el año en el que muchos países asiáticos celebren elecciones políticas importantes. ¿Podemos como empresa ayudar a construir un panorama social justo e imparcial? ¿Es posible conseguir que los consumidores tengan alguna responsabilidad electrónica sin que tengan que renunciar a todos los beneficios de la tecnología?

Fuente: TrendWatching

SECTORES Y ÁREAS

Comercial y Marketing
Comercial y Marketing Área
IRR
IRR Área