Walmart sigue ampliando su servicio de e-commerce. A finales de año estará disponible para el 53% de hogares de EE.UU., y sus puntos de recogida darán servicio al 78% de los hogares. Con la idea de mejorar la experiencia online, la compañía ha presentado 5 iniciativas que aplicará a su app y su web.

Saber cuándo hay menos gente. Los clientes pueden saber exactamente en qué franjas horarias hay menos gente en la tienda y cuándo hay más plazas libres en el parking para que la recogida de sus pedidos sea más ágil.

Recogida más precisa. Creando su propio perfil en la app, los clientes pueden indicar a qué hora van a ir a buscar su pedido para que el equipo de la tienda lo tenga preparado, minimizando el tiempo de recogida. Cuando llegan a la tienda, pueden señalar dónde están aparcados y de qué color es su coche para que les localicen más fácilmente.

Sustitución inteligente. La herramienta que realiza el picking de los pedidos online es capaz de reemplazar automáticamente los productos que están fuera de stock por otros similares, basándose en el historial de compras del cliente y de clientes con perfiles parecidos.

Seguimiento de pedidos. Servicios como Uber han aumentado las expectativas de los consumidores en torno al seguimiento de la ubicación. Walmart ahora permite que los consumidores sepan por dónde va la entrega en cada momento y puedan gestionar mejor el tiempo de espera.

Modificación de pedidos. Si el cliente ha olvidado algún producto, puede añadirlo a su pedido hasta 60 minutos después de haberlo cerrado.

Además, para rebajar costes y simplificar las entregas, la compañía apuesta por utilizar vehículos autónomos para sus entregas de “media-milla”, que se realizan entre tiendas.

Fuente: IGD Retail Analysis

SECTORES Y ÁREAS

Corporativo
Corporativo Área
IRR
IRR Área