Àngels Segura, Responsable de productos del mar en AECOC
30/07/2020

Un gran número de hogares españoles se han sumado a la compra online y telefónica de productos del mar desde que irrumpió el Covid-19 en marzo en nuestro país. Los crecimientos en el canal online han sido significativos durante la pandemia.

Y lo que es más importante: el online está manteniendo el protagonismo que adquirió al inicio de la crisis sanitaria. Según datos de Fedepesca, las pescaderías siguen despachando a distancia un 30% de sus ventas (por teléfono, web y WhatsApp) lo que indicaría que esta tendencia ha llegado para quedarse.

Angels-Segura-pm

“El online mantiene el protagonismo que adquirió al inicio de la crisis sanitaria. Según Fedepesca, las pescaderías siguen despachando un 30% de sus ventas por teléfono, web y WhatsApp”.

En esa línea apuntan también los resultados de la última encuesta ShopperView de AECOC, en la que el 61% de los consumidores afirma que compra más productos de gran consumo a través del online y el 32% afirma que ha empezado a comprar ahora o que comprará más productos online. Debemos estar preparados para confirmar esta hipótesis en productos del mar y construir, en consecuencia, un modelo rentable y sostenible de compra online y telefónica.

Los productos del mar son una de las categorías más complejas para la venta no presencial. Será determinante definir bien las franjas horarias de entrega (ahora que ya no estamos siempre en casa), especialmente en productos ultraperecederos, como son los pescados y mariscos. Además, la confianza en el establecimiento de compra es fundamental para afianzar la venta online o telefónica.

“Para consolidar la venta online en productos ultraperecederos como pescados y mariscos será determinante definir bien las franjas horarias de entrega”.

También debemos analizar qué franjas de edad se quedarán con la compra online y telefónica y cuáles volverán a la compra física para poder hacer llegar al consumidor una oferta comercial adaptada. El e-commerce representa, además, una oportunidad enorme para las empresas de llegar con su marca propia al consumidor final.

Mejorar la experiencia de compra física

Pero la venta física sigue ahí, y con buenas cifras. Los puntos de venta deberán ser ingeniosos para mejorar la experiencia de compra de productos del mar. Si tradicionalmente los consumidores hemos tenido la suerte de disfrutar de la maravillosa experiencia sensorial de comprar productos del mar frescos de forma presencial, ahora la distancia del mostrador, el no poder ver de cerca el producto, la utilización de las mascarillas por parte de los profesionales de pescadería y el querer evitar colas pueden hacer que esta experiencia no sea tan satisfactoria. Hará falta atraer a los clientes al mostrador sin que pierdan la fantástica experiencia de la compra de pescado fresco.

2 aprendizajes clave

En relación al desarrollo de la oferta comercial global de los próximos tiempos, los últimos acontecimientos nos brindan dos aprendizajes que no podemos pasar por alto:

  • La necesidad de ser ágiles, flexibles y adaptables a la demanda y situación del mercado.
  • La imprescindible colaboración entre todos los agentes de la cadena de valor para superar cualquier situación ya que, todos juntos, sumamos.

“La búsqueda de una alimentación saludable para tener un sistema inmunitario fuerte hace que nuestros productos estén en una situación idónea”.

Cambio de hábitos

La situación que todavía estamos viviendo, ha traído consigo otros cambios en los hábitos del consumidor. Es necesario ver cuáles de ellos se convierten en una tendencia clara en el futuro pero, por ahora, podemos señalar tres sin miedo a equivocarnos:

  1. La tendencia salud. La búsqueda de una alimentación saludable para tener un sistema inmunitario fuerte hace que nuestros productos estén en una situación idónea. Es momento de reforzar nuestra comunicación y promoción de producto en esta línea, tal y como está haciendo recientemente el MAPA.
  2. ¿Más envasados vs. graneles? Si bien es cierto que durante la pandemia la venta de productos envasados para evitar colas en los mostradores y tener mayor sensación de higiene en el producto ha sido remarcable, falta ver si esta tendencia trasciende los tiempos del Covid-19.

    Antagónicamente, la preocupación por el cuidado del planeta seguirá siendo un driver para el consumidor. Según datos de ShopperView, el 70,5% afirma que será importante reducir los envases de los productos para evitar el exceso de plásticos. Además, se detecta ahora una mayor tendencia a fijarse en marcas comprometidas con la sociedad. Las empresas que se adelanten a este reto ofreciendo buenas prácticas respetuosas con el medioambiente y la sociedad estarán en mejores condiciones para competir con éxito en el nuevo escenario.
  3. Productos de proximidad. Según los datos de AECOC ShopperView, un 53,3% de los encuestados buscará productos de proximidad. Los productos del mar no son una excepción: los consumidores prefieren el producto local.

    Sin embargo, en algunos casos, es difícil diferenciar un producto local ya que el marcaje, el etiquetado y la comunicación, muchas veces, hacen difícil ver esa información. La comunicación y transparencia del origen de los productos en punto de venta podrían mejorar ya que, en muchos casos, el consumidor no percibe esta información de forma clara cuando realiza la compra y por lo tanto se hace difícil diferenciar algunos orígenes.

“Un 53,3% de los consumidores encuestados buscará productos de proximidad. Los productos del mar no son una excepción: los consumidores prefieren el producto local, concepto asociado a la frescura”.

Como en el resto de frescos, el consumidor prefiere la compra de producto local. De hecho, un gran número de retailers deciden potenciar el pescado de lonjas locales, que suele estar muy bien valorado por los clientes. En productos del mar la proximidad se asocia a la frescura, que es un criterio de venta clave en estos productos.

En este sentido, el ejemplo de Crianza de Nuestros Mares, poniendo en valor el pescado nacional de acuicultura, es remarcable y valdría la pena tener muchas más experiencias en la misma dirección.

“La confianza es y sigue siendo un elemento clave que garantiza una compra segura, trazable y, sobre todo, de calidad”.

Generar confianza

Seguir todas estas tendencias implica reforzar al sector ofreciendo altas dosis de confianza al consumidor. La confianza es y sigue siendo un elemento clave que garantiza una compra segura, trazable y, sobre todo, de calidad. Aunque la confianza siempre ha sido un criterio de compra clave en esta categoría de productos, quizás ahora se refuerza mucho más como elemento indispensable: confianza en el establecimiento, en el dependiente, en la marca, en la frescura y calidad, en el mantenimiento de la cadena de frío, en el delivery, etc.

En momentos cambiantes como estos, la colaboración y la visibilidad de toda la cadena de valor es más importante que nunca. Por ello, desde AECOC hemos fortalecido la comunicación con nuestros asociados del sector, compartiendo aprendizajes y dando visibilidad al sentir de los diferentes eslabones.

Queremos formar parte de la transformación del sector y aportar todas las herramientas necesarias para navegar con buen rumbo hacia los nuevos escenarios a los que nos lleva el 2020.

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
COVID-19
COVID-19 Área
Frescos
Frescos Sector
Productos del Mar
Productos del Mar Sector