FUENTE:
Barbara Calvaresi

Responsable del Sector de Frutas y Hortalizas de AECOC

Todo apunta a que frutas y hortalizas están viviendo su momento más dulce. La vida sana está en auge en todo el mundo. Lo healthy es un requisito omnipresente que ha permeado, declinándose con distintas vertientes, en muchos sectores: desde la alimentación, restauración, ocio, viajes, pasando por la cosmética, el marketing y hasta llegar a la política con nuevas directrices hacia etiquetas más limpias. Pero, ¿está el sector preparado para desarrollarse con éxito dentro de esta tendencia positiva?, ¿Qué retos tienen por delante los eslabones de la cadena de valor para crecer? Analizamos 5 de estos retos.

retos-frutas

1. PONER AL CONSUMIDOR EN EL CENTRO

Labor conjunta. El consumidor, su estilo de vida y la sociedad están en constante cambio y nuestras estrategias como sector deben enfocarse a detectar, entender y responder a sus nuevas necesidades. Esa labor no es solo del distribuidor, sino también de los productores y agricultores, porque el consumidor final es el motor que debe estar en el centro de la estrategia de todos los eslabones de la cadena para alcanzar el éxito en el mercado.

Fomentar la frecuencia. Los estudios de consumidor nos ayudan a extraer los insights a trabajar. En ‘Los Indicadores de Compra y Consumo de Frutas y Hortalizas 2019’, el estudio que AECOC y AFCO ponen a disposición del sector, el consumidor español declara que, de media, consume fruta dos veces al día y hortalizas una vez al día. Esto nos indica el gran potencial del sector para aumentar la frecuencia de consumo. Entre los frenos que nos indica el consumidor, el primero es el rápido deterioro de frutas y hortalizas; el segundo es el precio y el tercero es la pereza que le provoca pelar/preparar frutas y hortalizas. Todo el sector debe colaborar para superar estas barreras.

retos-frutas-2

2. INNOVACIÓN

Innovar es la palanca más importante para asegurarnos el crecimiento a medio y largo plazo. Para incrementar la demanda, el sector necesita seguir invirtiendo en I+D+i.
Soluciones verdes. El consumidor reclama soluciones “verdes” más que productos. Tenemos que desarrollar innovación pensando en perfiles de consumidores y momentos de consumo específicos. Soluciones de frutas y hortalizas como snacks, postres, desayunos, como protagonistas de platos principales, para antes o después del deporte, fáciles para el consumo inmediato, para tomarlas on-the-go, o listas para cocinar…

Variedades sabrosas y resistentes. Además, hay que innovar en variedades que aseguren el sabor, las texturas y las características organolépticas que pide y pedirá el mercado. También debemos seguir trabajando en las propiedades y características que aseguren el rendimiento de los cultivos ante los efectos del cambio climático y en variedades capaces de tener una mejor respuesta ante los procesos de la cadena de valor, garantizando la calidad y frescura del producto que llega al punto de venta y al consumidor final. Todo ello, teniendo a la sostenibilidad como objetivo destacado de la innovación.

3. MÁS MARKETING

Tan importante es la labor de producción, como la de promoción de las frutas y hortalizas. En un mercado cada vez más saturado de productos y mensajes, nuestras categorías necesitan diferenciarse, salir del commodity y posicionarse ante el consumidor, trasladándole su valor añadido. Fabricantes y distribuidores deben trabajar conjuntamente en iniciativas que fomenten el consumo de frutas y hortalizas; que eduquen al consumidor acerca de las variedades, la temporalidad y los orígenes, las formas de consumo, preparación, conservación en el hogar, los valores nutricionales y las cualidades de nuestros productos.

4. SOSTENIBILIDAD

Estamos ante un consumidor más responsable y comprometido con la sociedad y el medioambiente. Prueba de ello es que entre las grandes demandas del consumidor con respecto a frutas y hortalizas destacan:

  • Productos de proximidad. El 45% de consumidores declara que quiere encontrar productos de agricultores locales en su establecimiento habitual.
  • Envases. El 39% de los consumidores expresan su preferencia por envases respetuosos con el medio ambiente y casi 6 de cada 10 estaría dispuesto a pagar un poco más por ello. Las compañías de frutas y hortalizas saben que esta es una de las grandes prioridades hacia una economía más circular y sostenible. Por eso, ya están trabajando en soluciones para reducir el plástico, reciclar e incluso testeando materiales innovadores y 100% biodegradables.
  • Desperdicio alimentario. El consumidor cada vez está más concienciado con esta problemática y desde el gran consumo se está avanzando para dar respuesta, es una tendencia que también afecta a nuestro sector. Prueba de ello es que grandes retailers, como Tesco, ya está vendiendo los zumos de fruta Waste Not, hechos a partir de frutas y verduras imperfectas.

5. COMPETIR EN LA ERA DE LA POST-VERDAD

Las noticias falsas no son un fenómeno nuevo, pero sí lo es la amplificación y el respaldo que pueden tener gracias a los actuales canales de comunicación digitales. Nunca como hoy, el consumidor está expuesto a altas dosis de desinformación que afectan a su percepción y confianza. Y cuando el sensacionalismo de las noticias hace que se empiece a creer en una verdad que no tiene fundamento racional, estamos ante un caso de post-verdad. Nadie está exento de los peligros de la post-verdad y el sector de frutas y hortalizas debe reforzar su comunicación para aumentar su información y concienciación sobre la realidad del sector hortofrutícola.

barabra-calvaresi

BARBARA CALVARESI
Responsable del Sector de Frutas y Hortalizas de AECOC

VER VISTA PREVIA DEL ARTíCULO
Ver prólogo

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Frescos
Frescos Sector
Frutas y Hortalizas
Frutas y Hortalizas Sector