FUENTE:
Rosa Galende

C84

Nº 225 – FEBRERO 2020

El propósito es la tendencia de mayor relevancia hoy. Lo dice Ana Palencia, directora de comunicación y sostenibilidad de Unilever. Convencida de que “las marcas con propósito crecen, las compañías con propósito perduran y las personas con propósito prosperan”, ha escrito el libro “Sostenibilidad con propósito. Hacer bien haciéndolo bien”, en el que recoge sus aprendizajes tras 25 años de trabajo, con el deseo de contribuir a crear un futuro mejor para todos. Porque, “o somos responsables o estamos llamados a desaparecer”.

Ana Palencia
Directora de comunicación y sostenibilidad de Unilever

Ana-Palencia

Rosa Galende: “Sostenibilidad con propósito. Hacer bien haciéndolo bien”. ¿Cuál ha sido tu propósito al escribir este libro?

Ana Palencia: Compartir mi experiencia y aprendizajes en temas de sostenibilidad adquiridos en Unilever a lo largo de los últimos años, con el objetivo de que su contenido pueda ser fuente de inspiración para, entre todos, aunar voluntades y dar una respuesta eficaz a las señales que el planeta nos envía.

Durante más de una década he tenido el privilegio de conocer una multitud de personas y profesionales maravillosos, dentro y fuera de Unilever, de quienes he aprendido cómo hacer las cosas bien, haciéndolo bien, y sobre todo como pequeños gestos pueden marcar la diferencia para muchas personas y para nuestro planeta.

Dices que esta es la era del propósito. ¿Qué significa ‘propósito’ para una compañía?

Según el informe “Approaching the future 2019: Tendencias en reputación y gestión de intangibles” –elaborado por Corporate Excellence-Cen tre for Reputation Leadership y la consultora Canvas Estrategias Sostenibles– la tendencia de mayor relevancia hoy es la del propósito. Estamos en la era del propósito con impacto social.

El propósito de las compañías es “su por qué”, su razón de ser; es lo que les permite tener objetivos claros para el negocio.

El propósito de Unilever, por ejemplo, es promover un estilo de vida sostenible en nuestro día a día. Tenemos evidencias de que las marcas con propósito crecen, las compañías con propósito perduran y las personas con propósito prosperan.

Hoy la sostenibilidad está en una posición prioritaria en la agenda de cualquier compañía. ¿Cómo ha escalado hasta ese lugar?

Hay compañías que siempre han tenido integrada la sostenibilidad en su modelo de negocio. El consumidor actual lo demanda y está dispuesto a penalizar a aquellas compañías que no hacen bien las cosas. Un estudio de Forética afirma que el 68,5% de los consumidores deja de comprar un producto o servicio teniendo en cuenta aspectos de sostenibilidad.

Si el único objetivo de las empresas es el puro beneficio económico, ¿por qué el consumidor debería elegir nuestros productos o servicios? La sostenibilidad marca la diferencia y es por ello por lo que las compañías tenemos una responsabilidad en cuidar del bienestar de las generaciones presentes y futuras en el entorno en el que se desenvuelven: nuestro planeta. Actualmente las marcas tienen que demostrar su compromiso con los consumidores a través del desarrollo sostenible, sus valores éticos y llevar a cabo iniciativas que generen un impacto social positivo o reduzcan su impacto medioambiental.

El propósito. Es lo que nos permite tener objetivos claros para el negocio.

Hubo un tiempo en que las empresas trabajaban en temas de desarrollo sostenible, pero no lo contaban como ahora. ¿Por qué hoy es tan importante contar las acciones de RSC?

Como todo en la vida “lo que no se comunica no se sabe” y es importante dar a conocer a los consumidores lo que estamos haciendo en esta materia. Como comentaba antes, el consumidor actual está muy concienciado con el planeta y demanda a las empresas que ofrezcan productos y servicios que muestren de qué manera están abordando los desafíos que el planeta tiene y muestra una mayor preferencia hacia productos más sostenibles, con envases reciclados, con menos plástico o sin él, productos de comercio justo, orgánicos o naturales, etc. El consumidor considera que es una obligación conjunta de los gobiernos, las empresas y la ciudadanía la tarea de proteger el medio ambiente, así como la de educar entre todos a las nuevas generaciones en esta materia.

Paul Polman, durante los últimos 10 años CEO de Unilever, fue un gran impulsor de las estrategias de sostenibilidad en Unilever.

Así es, y continúa siéndolo de la mano de nuestro CEO actual, Alan Jope. El mundo necesita líderes que hagan propio el discurso de la urgencia de implementar el desarrollo sostenible y de cuidar el planeta. Y líderes cuya máxima sea la ética y los valores para construir sociedades prósperas, auténticos líderes con propósito.

Cuando hablamos de desarrollo sostenible nos referimos a aquel que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

El desarrollo sostenible está ayudando a muchas compañías a encontrar su propósito. No cabe ninguna duda de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) están haciendo de brújula para que muchas compañías encuentren su propósito, y de este modo poder dar respuesta a algunos de los desafíos a los que el planeta se enfrenta: lograr la erradicación de la pobreza, protegerlo y asegurar la prosperidad de todos sus habitantes.

¿Quién tiene que liderar las estrategias de sostenibilidad en las empresas?

Es clave que la dirección general impulse la estrategia de sostenibilidad en las compañías, para asegurar que se integra en todo el negocio. Si la dirección general es escéptica en esta materia, será difícil que pueda extenderse por toda la organización. Tiene que ser un objetivo de compañía el demostrar qué estamos haciendo para convertir este mundo en un lugar mejor, y por ello debemos asumir como propios los objetivos que demanda la sociedad para evitar los peores escenarios de futuro antes de que sea demasiado tarde.

Necesitamos líderes que hagan propio el discurso de la urgencia de implementar el desarrollo sostenible y de cuidar el planeta.

¿Cuáles son las líneas de trabajo de Unilever para “hacer de este mundo un lugar mejor”?

Las líneas de trabajo las marca nuestro Plan de Unilever para una Vida Sostenible (USLP) que se lanzó en el año 2010 con una visión a largo plazo y 3 claros objetivos:

  1. Ayudar a que más de 1.000 millones de personas tomen acción para mejorar su salud y bienestar antes de 2020.
  2. Reducir a la mitad el impacto medioambiental de nuestros productos antes de 2030.
  3. Mejorar la calidad de vida de millones de personas antes de 2020.

Estos 3 objetivos cuentan, a su vez, con nueve compromisos relacionados con el progreso social, ambiental y económico a lo largo de toda la cadena de valor.

DESARROLLO SOSTENIBLE:
5 DESAFÍOS PARA LAS EMPRESAS

En su libro “Sostenibilidad con propósito: hacer el bien haciéndolo bien”, Ana Palencia identifica 5 desafíos que las compañías tienen por delante para ser de utilidad a los ciudadanos.

  1. Cambio climático y ODS. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible nos marcan el camino a seguir. Lo inspirador de los ODS es que las empresas son imprescindibles para hacer frente a cuestiones tan relevantes como el cambio climático. Cada año se adelanta el Día de la sobrecapacidad de la Tierra (Earth Overshoot Day o día del año en el que agotamos los recursos que es capaz de generar la Tierra para un año). Definitivamente, es urgente actuar para descarbonizar la economía.
  2. Líderes inspiradores. El mundo necesita líderes que hagan suyo el discurso de la urgencia de implementar medidas de desarrollo sostenible y de cuidar el planeta. Necesitamos líderes con propósito, cuya máxima sea la ética para construir sociedades más prósperas. Al Gore o Greta Thunberg son hoy claros referentes para los que trabajamos en sostenibilidad.
  3. Desigualdad. La desigualdad sigue creciendo en el mundo. Unos 783 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza, con 1,90 dólares diarios según la ONU. Tres de cada diez personas (2.100 millones) carecen de acceso a agua potable en sus hogares. Tenemos que encontrar soluciones para reducir estas desigualdades.
  4. Mujeres. “Lograr la igualdad de géneros y empoderar a mujeres y niñas” (ODS nº 5) es una aspiración en todas las sociedades, particularmente en los países con menos recursos, donde las mujeres y las niñas sufren con más fuerza la pobreza, el hambre y la falta de acceso a la educación. El desarrollo sostenible no se pude dar sin la contribución de la mitad de la población.
  5. Consumidores comprometidos. La desafección de los ciudadanos con las empresas sigue creciendo. Según algunos estudios, no les importaría que desaparecieran 8 de cada 10 marcas. Su comportamiento de compra va a ser clave para activar el compromiso de las marcas con el desarrollo sostenible.

¿Cuáles han sido los principales logros alcanzados por el Plan Unilever para una Vida Sostenible (USLP)?

Actualmente Unilever ya ha cumplido el 80% de los objetivos marcados para 2020 previamente mencionados. Todo ha sido posible gracias al rol de las marcas, especialmente de las marcas con propósito sostenible como Frigo, Knorr, Skip o Dove. Por otra parte, quiero destacar, porque me parece relevante, que año tras año presentamos públicamente los avances del USLP, del mismo modo que presentamos los resultados financieros de la compañía.

¿Hacer el bien haciéndolo bien es rentable?

Rotundamente SÍ. Tenemos evidencia de que nuestras marcas con propósito crecen el doble de rápido que las que no lo tienen y ya representan un 70% del crecimiento de Unilever.

Además, no olvidemos que los hábitos de los consumidores han cambiado. Estamos en la era de la información instantánea; cada vez tenemos más conocimiento de los comportamientos de las marcas, de cómo elaboran sus productos, si son responsables con el medio ambiente, etc. El deber de las empresas es hacer la cosas bien, puesto que con la decisión de compra el consumidor puede premiar o castigar a las marcas.

Un reciente estudio de la OCU (“Otro consumo para un futuro mejor”) señala cómo el 73% de los españoles toman ya sus decisiones de consumo por motivos éticos o de sostenibilidad.

Marcas con propósito. Crecen el doble de rápido y ya representan un 70% del crecimiento de Unilever.

De los proyectos de RSC en los que has estado implicada a lo largo de toda tu trayectoria, ¿cuál es para ti el más gratificante y por qué?

Todos me han aportado algo. Cuando pienso en que sólo con nuestra motivación podemos ayudar a generar esperanza, aunque sea a una única persona, para mí vale la pena luchar por ello. Si tuviera que elegir uno local me quedaría con una iniciativa que perdura después de 12 años: “La Caminata solidaria” que organizamos en Unilever el primer domingo de junio todos los años, desde el 2007, para ayudar a las familias que viven por debajo del umbral de la pobreza en las comunidades donde opera la compañía. Esta causa moviliza cada año a unas 7.000 personas y recaudamos en un día unos 25.000 euros para esas personas que tanto lo necesitan.

Ana-Palencia2
  • “Es obligación de las empresas decir qué van a hacer para convertir este mundo en un lugar mejor. Pequeños gestos pueden marcar la diferencia para muchas personas y también para el planeta”.
    Ana Palencia. Directora de comunicación y sostenibilidad de Unilever.

El consumidor. Con su decisión de compra puede premiar o castigar a las marcas.

Afdhel Aziz, CEO de Conspiracy of love, autor del libro «Good is the new cool», dice que solo las empresas y marcas que tengan un propósito y un posicionamiento claros, y muestren su valor para la vida de la gente, seguirán existiendo en 15 años. ¿Hasta qué punto crees que esto será así?

En Unilever, y yo a nivel personal, no imagino que a largo plazo puedan supervivir aquellas empresas que no sean responsables. O lo somos, o estamos abocados a desaparecer.

Cambio climático, desigualdades, hambre cero…, ¿Cuáles son tus recomendaciones para una empresa que desea empezar a trabajar su responsabilidad social corporativa?

Para mí lo más importante es que el plan o estrategia de responsabilidad social corporativa encaje con la visión y el propósito de la empresa. A partir de ahí, se debe establecer en base a qué contribución puede hacer la empresa a las necesidades de la sociedad. Aquí considero que dar respuesta a los ODS puede ayudar a establecerlo, y dentro de los ODS elegir aquellos donde a nivel local la empresa pueda tener impacto llevando a cabo alguna iniciativa de RSC específica, identificar cómo llegar a los grupos de interés definidos, qué herramientas y formas de comunicación utilizar.

Evidentemente, como toda estrategia de RSC, es clave que esté enfocada en el ámbito económico, social o medioambiental, y que se midan sus resultados, por ello es importante definir métricas de RSC, para conocer el impacto de las acciones que la empresa está llevando a cabo en este sentido.

¿Qué valores tienen que transmitir hoy las empresas/las marcas que tienen vocación de continuidad?

Compromiso, responsabilidad, respeto, generosidad e integridad.

Por último, Ana, ¿Qué es lo que a ti te mueve? ¿Cuál es tu propósito en la vida?

Hice hace un par de años el ejercicio de encontrar cuál era mi propósito de vida, qué me mueve, y lo defino como “Pasión por crear un futuro mejor”. Por suerte, está alineado con la labor diaria que hago en Unilever, por lo que me siento muy afortunada de formar parte de esta compañía, que considero mi segunda casa, y que me ha permitido a lo largo de estos ya casi 26 años desarrollarme profesionalmente y te diría que también ser mejor persona. Todo ello ha sido posible gracias a todas las grandes personas y profesionales con las que he compartido y tengo la suerte de compartir mi vida a diario. Me siento muy afortunada por ello.

rosa-galende-c84

ROSA GALENDE
C84

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Sostenibilidad/Medio ambiente
Sostenibilidad/Medio ambiente Área