La alimentación y la agricultura están en el corazón de la Agenda 2030 de la ONU, un plan para el futuro que quiere cambiar el rumbo del mundo.
Los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) son las metas intermedias que marcan las prioridades para poner fin a la pobreza y al hambre, reducir las desigualdades, detener el cambio climático y gestionar los recursos naturales de forma sostenible. Unos objetivos que comprometen a los gobiernos, las empresas y los ciudadanos.
A continuación, gran parte de los miembros del Comité de Sostenibilidad de AECOC explican cuáles son las prioridades de sus empresas y del sector para cumplir
el mandato de la ONU.

CINTA BOSCH, RESPONSABLE DE SOSTENIBILIDAD DE AECOC

El Comité de Sostenibilidad de AECOC

Este grupo de trabajo identifica y promueve entre las empresas asociadas las buenas prácticas que les permitan ser más sostenibles y eficientes.
Sus esfuerzos se focalizarán en llevar a cabo iniciativas que ayuden a las empresas a:

  • Ser más sostenibles en el marco de la economía circular con un enfoque amplio que pueda extenderse a todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU.
  • Adaptarse al marco regulatorio actual y futuro.

El conjunto de la cadena agroalimentaria es consciente de la necesidad de ser más sostenible y trasparente en el marco de la economía circular con un enfoque amplio que pueda extenderse a todos los ODS fijados por la ONU. En este sentido, el Congreso de Desarrollo Sostenible será también una plataforma de divulgación de las buenas prácticas que muchas compañías españolas ya están impulsando en este ámbito.

JUAN MANUEL GONZÁLEZ SERNA, PRESIDENTE DE GRUPO SIRO Y PRESIDENTE DEL COMITÉ DE SOSTENIBILIDAD DE AECOC

Compromiso social rentable y sostenible

“Haber demostrado una sólida política de responsabilidad social ha permitido la obtención de un crédito sostenible por valor de 240 millones de euros”.

Las prioridades de trabajo nos las marca la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Además de los gobiernos y las empresas, cada uno de nosotros debemos profundizar en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados en dicha Agenda y sumar con nuestras actuaciones cotidianas para hacerla realidad.
La Responsabilidad Social Corporativa (o el Compromiso Social Rentable o Sostenible, en Cerealto Siro Foods) forma parte de nuestra razón de ser, de entender y de hacer nuestro trabajo, para garantizar nuestro futuro y seguir construyendo una empresa de la que la sociedad se sienta orgullosa y quiera que exista.
Hemos definido un modelo de negocio sostenible y rentable a largo plazo, respondiendo a las necesidades de nuestros grupos de interés, para impulsar un crecimiento compartido. Nuestros compromisos se asientan, entre otros, en los siguientes puntos:

  • El desarrollo de productos más saludables, acogiéndonos al “Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas para el 2020”.
  • La integración de personas en riesgo de exclusión social; el 16% de nuestros colaboradores en España pertenecen a este colectivo.
  • El trabajo con agricultores locales en un proyecto para optimizar la cadena de valor de nuestras materias primas estratégicas, principalmente el trigo, orientado a mejorar la productividad y rentabilidad del
    campo en España.

Haber demostrado una sólida política de responsabilidad social, con prácticas que están muy por encima de lo que exige la ley, nos permitió en 2018 la consecución de un crédito sostenible por valor de 240 millones euros.

Cero residuos a vertederos

Es fundamental integrar la economía circular en nuestra actividad, generando beneficios de carácter ambiental, social y económico. En Cerealto Siro Foods hemos reducido a la mitad nuestra huella de carbono por kilo producido, todas nuestras fábricas de España y Portugal emiten cero residuos a vertederos, apostamos por las renovables y valorizamos todo el subproducto que generamos en las fábricas.

Asimismo, todos tenemos que alinear nuestra estrategia con la Agenda 2030, conscientes de que el papel de las empresas y las administraciones es fundamental para que los ODS sigan haciéndose realidad. Nosotros trabajamos para impulsar la lucha contra el desperdicio alimentario con San Pelayo Business School.

Por último, es nuestra responsabilidad garantizar la continuidad de las compañías. En nuestro caso, la Fundación Grupo Siro será el siguiente propietario (actualmente cuenta con el 5% del capital).

YOLANDA FERNÁNDEZ, DIRECTORA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA Y COMUNICACIÓN EXTERNA DE AUCHAN RETAIL

Empleo de calidad y apoyo a las economías locales

“Trabajamos para reducir nuestra huella de carbono, frenar la pérdida de biodiversidad y en pro de la economía circular”.

Desde Auchan Retail queremos contribuir a cambiar la vida de los 8.000 millones de habitantes del planeta de aquí a 2025, apoyándonos en la Agenda 2030 de la ONU y en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. En este sentido, nuestras líneas de acción son las siguientes:

  • Desarrollo económico. Contribuimos al desarrollo económico local a través de la generación de empleo de calidad y la compra a proveedores que ejercen su actividad en el entorno de nuestras tiendas. Ponemos el acento en la ética y establecemos alianzas estratégicas a largo plazo que aseguren un futuro sostenible para todos.
  • Contribución social. Nos centramos principalmente en dos colectivos sensibles: por una parte la infancia y juventud en dificultad, contribuyendo a mejorar su calidad de vida; y por otra, las personas con discapacidad, a través de la generación de empleo y de la accesibilidad de nuestros espacios, productos y servicios.
  • Protección del medio ambiente. Conscientes de la amenaza que supone el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales, trabajamos para reducir nuestra huella de carbono, frenar la pérdida de biodiversidad y en pro de la economía circular.

En definitiva, ponemos en marcha todos los mecanismos necesarios que nos permitan cambiar la vida de los que nos rodean para lograr que todos y cada uno de ellos vivan mejor en su día a día y que todos vivamos mejor juntos.

MAURICIO DOMÍNGUEZ-ADAME, DIRECTOR DE RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA EN HEINEKEN ESPAÑA

Con la sostenibilidad en el ADN

“Tenemos que reinventarnos para asegurar un futuro sostenible en términos ambientales, sociales y, por supuesto, económicos”.

La sociedad nos exige dar un paso más a la hora de abordar la sostenibilidad, y el sector del gran consumo no es una excepción. Enfrentamos grandes retos a los que recientemente sumamos nuestra preocupación por reducir los plásticos de un solo uso y otro tipo de componentes difíciles de reciclar. Pero, sobre todo, tenemos que ser capaces de reinventarnos para asegurar un futuro sostenible en términos ambientales, sociales y, por supuesto, económicos.

  • Brindando un mundo mejor. Convencidos de esta necesidad, en Heineken la sostenibilidad es un pilar esencial de nuestra estrategia de negocio y una palanca fundamental en nuestro crecimiento empresarial. Presente en todas nuestras actividades gracias a la estrategia “Brindando un mundo mejor”, nos ayuda a construir un mundo más comprometido, responsable y, por ende, mejor.

    Esta estrategia integra toda nuestra cadena de valor y contempla preocupaciones en 6 áreas prioritarias: protección de las fuentes de agua, reducción de emisiones de CO2, abastecimiento sostenible, promoción del consumo responsable, salud y seguridad y crecimiento de las comunidades.
  • “Drop the C”. Todas nuestras actuaciones están íntimamente ligadas a la firma del Protocolo de París sobre el Cambio Climático y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Un buen ejemplo de ellas es el programa de reducción de emisiones “Drop the C”, con el que pretendemos fabricar nuestras cervezas exclusivamente con energía renovable. Además, protegemos las fuentes de agua para asegurar que nuestra actividad tiene “0” impacto sobre este recurso limitado. También renovamos y mejoramos de manera continua nuestro plan de salud y seguridad laboral para todos los empleados y trabajamos para fomentar el consumo responsable de nuestras cervezas y el desarrollo de la cultura y las comunidades en las que operamos, junto a la Asociación de Cerveceros de España y la Fundación Cruzcampo.

Con todas estas iniciativas, Heineken pretende impulsar la filosofía de una verdadera economía circular que genere oportunidades de empleo para los más jóvenes, haciendo ver que este tipo de acciones representan el inicio de una mejora social y medioambiental e inspirando a otras organizaciones a seguir nuestros pasos.

ÁNGEL MATAMORO IRAGO, DIRECTOR CORPORATIVO RSC Y RELACIONES INSTITUCIONALES DE NUEVA PESCANOVA

Por una gestión sostenible de los recursos pesqueros

“La eficiencia energética, la gestión del agua, y la reducción de las desigualdades sociales son áreas de trabajo conjunto”.

Nuestra estrategia de integración vertical nos lleva a trabajar en:

  1. La gestión medioambiental para garantizar la sostenibilidad de los recursos, tanto pesqueros como acuícolas, así como en el ámbito social, con el fin de mejorar la capacitación profesional y personal de nuestros equipos y con ello de la calidad de vida en las comunidades donde estamos presentes.
  2. La gestión económica. Aseguramos la mejor propuesta de producto a clientes y consumidores y valor a la sociedad y a los accionistas.

Como ejemplo tenemos líneas de trabajo abiertas en cooperación para la mejora de la capacitación profesional pesquera en Mozambique, para la repoblación de flora y fauna en Nicaragua o inversiones en buques más sostenibles, con menor consumo y más respetuosos con el medioambiente.
En gran consumo las empresas debemos centrar los esfuerzos en reducir el consumo de energía, agua y materias primas con el fin de reducir emisiones y residuos. Queda mucho por hacer para reducir las huellas de carbono y agua, o en la optimización del uso en envases y embalajes y su posterior recogida, reciclaje y reutilización.

MICHAELA REISCHL, DIRECTORA DE RSC EN LIDL ESPAÑA

Prácticas más responsables

“Para establecer las prioridades en la Responsabilidad Social Corporativa es importante escuchar a los distintos grupos de interés”.

Lidl se centra en impulsar el consumo sostenible en España. No solo nos preocupa lo que hacemos sino cómo lo hacemos. Por eso llevamos años apostando por la sostenibilidad, por liderar un consumo más sostenible y por crear valor compartido a la largo de toda nuestra cadena de valor. Para lograrlo, hemos convertido la sostenibilidad en el principal eje de nuestro modelo de negocio y gracias a ello estamos logrando ser pioneros en muchos proyectos como por ejemplo la eliminación de las bolsas de plástico para la compra o de los huevos de gallinas enjauladas, impulsando así prácticas más responsables. Para nosotros la sostenibilidad es un valor integral y lo aplicamos en todos nuestros ámbitos de actuación: las personas, el producto, el medio ambiente y el negocio.

Escucha activa para definir prioridades

A la hora de establecer las prioridades en las políticas de RSC de las empresas, es importante escuchar activamente y dialogar con los distintos grupos de interés o stakeholders. Solo así podemos entender sus preocupaciones y actuar con medidas que generen valor compartido.

ANA PALENCIA, COMMUNICATIONS DIRECTOR DE UNILEVER

Marcas con propósito para una vida sostenible

“Pasar de una economía lineal a una circular es un gran desafío; deberíamos aunar todos nuestros esfuerzos para conseguirlo”.

Desde que Unilever lanzó, en el año 2010, su “Plan de Unilever para una vida sostenible”, y después de 8 años de andadura, los resultados muestran que nuestras marcas con propósito crecen casi el 50% más rápido que el resto del negocio y ya representan casi el 70% del crecimiento del negocio. Esto nos anima a continuar trabajando en los objetivos que nos marcamos en el plan, que incluyen mejorar la salud y el bienestar de mil millones de personas, reducir a la mitad la huella medioambiental de nuestros productos y mejorar la calidad de vida de millones de personas; todo ello contribuyendo al desarrollo sostenible.
En el objetivo medioambiental, una de nuestras grandes prioridades es trabajar para cumplir el objetivo que nos marcamos para el 2025, para todas nuestras marcas, y es que todo el plástico que utilizamos en nuestros envases sea reciclable, reutilizable o compostable, y que el 25% del plástico utilizado en nuestros envases sea PCR (reciclado).

De una economía lineal a otra circular

Unilever ha refrendado en diversos foros su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que dan respuesta a los grandes desafíos mundiales: el aumento de la desigualdad y la creciente presión sobre nuestros límites planetarios. No cabe duda de que, para avanzar en la implementación de los ODS, se debe pasar de una economía lineal a una circular y eso pasa por cambiar nuestros hábitos de consumo; un gran desafío ante el cual deberíamos aunar todos nuestros esfuerzos para conseguirlo.
Por citar un simple ejemplo, en España se desperdician anualmente más de 7 millones de toneladas de alimentos, que tienen un coste asociado de 3.000 millones de euros cada año. Este problema también tiene un impacto medioambiental y se produce en todos los eslabones de la cadena, destacando el eslabón final: los hogares, donde se desperdicia un 58% de alimentos. Ser conscientes de este gran problema y un simple cambio de hábitos ayudaría a reducir estas cifras tan preocupantes.

ALEJANDRO MARTÍNEZ BERRIOCHOA, DIRECTOR DE SALUD Y SOSTENIBILIDAD DE EROSKI

Empresas y productos ecoeficientes

“Hay que reducir el impacto que los envases de nuestros productos tienen en el proceso económico y ambiental, especialmente los plásticos: hay que reducirlos drásticamente”.

Aunque son múltiples las líneas de trabajo que tenemos desplegadas en este campo, en coherencia con nuestros Compromisos de Salud y Sostenibilidad, podemos encuadrarlas en dos áreas:

  • Mejorar nuestro balance ambiental. En este grupo encontramos medidas diversas, desde la construcción sostenible de nuestras tiendas o medidas de ecoeficiencia hasta el rediseño de la estructura y ejecución de la logística, donde estamos consiguiendo importantes avances con reducciones de consumo energético por metro cuadrado de sala de ventas y de emisiones por kilómetro.
  • Por una vida más sostenible. En este grupo destaca la integración de productos ecológicos o procedentes de procesos productivos más sostenibles (como el pescado MSC); la gestión para la reducción de plásticos, la mejor iniciativa según una importante organización ambientalista; el ecodiseño de envases y embalajes, primando la reducción de materias primas y la economía circular; la formación del consumidor, para que pueda adoptar decisiones óptimas sobre la responsabilidad de su consumo; la revisión sistemática del impacto ambiental de nuestros productos de marca propia, para mejorar su balance…

5 retos de la distribución

  1. La movilidad sostenible con el crecimiento de la compra online.
  2. Reducir el impacto que los envases, especialmente los plásticos.
  3. Información para el consumidor sobre el impacto ambiental del producto.
  4. Formar al consumidor para que se haga cargo del impacto ambiental y social de cada producto.
  5. El impacto social en las condiciones de trabajo.

CARMEN GÓMEZ DE ACEBO, HEAD OF SUSTAINABILITY EN COCA-COLA EUROPEAN PARTNERS IBERIA

Agua, clima y cadena de suministro

“Hemos reducido la cantidad de azúcar en un 6,8% desde 2015 y nos hemos fijado alcanzar el 12% para 2020”.

La estrategia de sostenibilidad conjunta de The Coca-Cola Company y Coca-Cola European Partners para Europa Occidental, “Avanzamos”, acaba de cumplir un año y recoge compromisos y objetivos en tres pilares –bebidas, envases y sociedad- y tres áreas de actuación: agua, clima y cadena de suministro.
Bebidas. Con el objetivo de convertirnos en una compañía total de bebidas que ofrezca al consumidor más opciones bajas en azúcar o sin azúcar, hemos reducido la cantidad de azúcar en un 6,8% desde 2015 y nos hemos fijado alcanzar el 12% para 2020. Además, hemos marcado el objetivo de que en 2025 el 50% de las ventas corresponda a opciones bajas en calorías o sin calorías, habiendo alcanzado en 2017 el 40%.
Envases. Establecemos como compromiso recoger el 100% de los mismos para que ninguno de ellos termine como residuo, especialmente en los océanos. Para ello trabajamos en varias líneas: asegurar que el 100% de nuestros envases continúa siendo reciclable, aumentar el uso del PET reciclado hasta el 50%, impulsar la eco-innovación y sensibilizar en la importancia del reciclaje. En 2017, el 13% del PET utilizado en nuestras botellas fue RPET. Y el año pasado pusimos en marcha “Mares circulares”, un proyecto integral que incluye la recogida de residuos en entornos acuáticos y marinos, la sensibilización y formación ciudadana, la apuesta por estudios científicos, y la reintegración del PET recogido en nuestra cadena de valor.
Sociedad. Nos comprometemos a ser un agente de cambio positivo en las comunidades y con nuestros empleados. Fomentamos una cultura diversa e inclusiva en nuestro negocio y trabajamos para que las mujeres ocupen, al menos, el 40% de nuestros puestos directivos en 2025. Además, apoyamos proyectos de capacitación para jóvenes y mujeres a través del proyecto Gira.

Economía circular y energías renovables

El sector del gran consumo debería fijar sus esfuerzos en aquellas actividades que le son propias y sobre las que tiene capacidad de actuar. A grandes rasgos y a escala global, deberíamos aspirar a que la economía circular y el empleo de fuentes de energía renovables formasen parte de cualquiera de nuestros modelos de negocio.

MARGARITA MUÑOZ, DIRECTORA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL DE MERCADONA

Prevenir antes que curar

“Dentro del sector de la distribución la prevención de residuos es un campo clave”

Mercadona articula su estrategia de desarrollo sostenible sobre el concepto de mejorar la eficiencia de todos sus procesos, optimizando el uso de recursos naturales, reduciendo los residuos en la medida de lo posible y buscando maneras de gestionar mejor los residuos que se acaban produciendo, intentando que sigan formando parte, de un modo u otro, de un proceso productivo.
Con estos objetivos en mente Mercadona trabaja en optimización logística para transportar más con menos recursos, aplicar medidas de ahorro energético en tiendas y bloques logísticos, y estrategias de prevención y gestión de residuos orientadas a cumplir los principios de la economía circular.
También colaboramos activamente con los proveedores para mejorar el comportamiento ambiental en nuestra cadena de suministro, desde los procesos de producción primaria y transformación hasta el ecodiseño de los envases y productos para optimizar la logística.
Aunque cada compañía conoce su proceso mejor que nadie, y de ello dependen las prioridades de su sistema de gestión, dentro del sector de la distribución la prevención de residuos es un campo clave ya que consigue mejorar tanto la eficiencia de la empresa como su sostenibilidad.
Una aproximación decidida y clara a la jerarquía de residuos, poniendo el énfasis en usar menos recursos naturales y en mantener los residuos generados dentro de un ciclo productivo permite, además, mejorar los resultados de la compañía, reduciendo gastos de gestión y evitando el derroche de recursos valiosos dentro de la cadena de suministro.

Mercado de materias primas secundarias

Como país es necesario establecer una infraestructura sólida, adecuada y generalizada de tratamiento de residuos que permita tanto su reducción como su mejor aprovechamiento, con especial énfasis en el tratamiento de residuos domésticos y, dentro de estos, de la fracción orgánica, teniendo en cuenta los objetivos de las directivas europeas, así como la legislación estatal y autonómica. También es necesario establecer un mercado consolidado y rentable de materias primas secundarias para favorecer la obtención de valor compartido y el reaprovechamiento de recursos naturales.

ÓSCAR HERNÁNDEZ, DIRECTOR DE RELACIONES INSTITUCIONALES DE CALIDAD PASCUAL

Prácticas agrícolas resilientes

“Los esfuerzos que desde las compañías realizamos en beneficio del medioambiente son cada vez más y mejor valorados por los distintos grupos de interés”.

Desde la compañía trabajamos cada día para desarrollar acciones alineadas con los 17 ODS de la Agenda 2030 que aplican al sector agroalimentario.
Nuestros objetivos se centran en asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad del suelo y la tierra.
Asimismo, centramos nuestro plan de actuación en el desarrollo social y en nuestro equipo humano, sobre los que también se sostiene nuestra cadena de valor.

Digitalización e innovación sostenible

Entre las prioridades de las empresas se encuentran el impulso de la competitividad, la internacionalización, la innovación, el empleo y el talento en el primer sector industrial del país. Apostamos también por la economía circular y por un entorno sostenible, del que enteramente depende nuestra actividad, y nos permite ganar competitividad y presencia internacional. Los esfuerzos que desde las compañías realizamos en beneficio del medioambiente son cada vez más y mejor valorados por los distintos grupos de interés.
Asegurar la correcta alimentación en el presente y la de las futuras generaciones es la mayor responsabilidad contraída con la sostenibilidad y la ciudadanía, a la que el sector debe hacer frente sin perder de vista el impacto que genera nuestra actividad en el entorno. Para lograr esta ambiciosa meta, creemos que es crucial apostar por la digitalización y la innovación sostenible, motores que permiten que la industria de la alimentación y bebidas se sitúe a la vanguardia de los cambios que demanda el nuevo consumidor, y, siendo más ambiciosos todavía, logre posicionar nuestro país como referente a nivel europeo.

BERNARDO CRUZA, GROUP HEAD OF CSR EL CORTE INGLÉS

El carácter estratégico del desarrollo sostenible

“La industria y la distribución tienen que trabajar juntas en la innovación sostenible para reducir el desperdicio alimentario, proponer dietas más saludables, reducir y reutilizar los plásticos, etc.”

Estamos abordando el desarrollo sostenible desde dos ejes. El primero, en el plano interno, ha tenido un hito reciente con la puesta en marcha de la Comisión de RSC del Consejo de Administración, lo que subraya el carácter estratégico de la sostenibilidad en nuestra empresa. El Plan Director de RSC iniciado en 2017 da respuesta a las expectativas de nuestros grupos de interés a través de 20 programas que desarrollan aspectos como la economía circular, la eficiencia energética o la sostenibilidad en la logística.
Queremos ser referentes en la oferta de productos y servicios que, además de nuestra tradicional calidad, incorporen atributos de sostenibilidad con un enfoque multicategoría, multimarca y multicanal. Buen ejemplo de ello es el desarrollo en nuestros supermercados de los espacios “La Biosfera” con una propuesta única de productos bio y con distintas certificaciones de pesca sostenible, producción ecológica o comercio justo entre otras. Actualmente contamos con más de 6.000 referencias certificadas.

Innovación en sosteniblidad

La industria y la distribución tienen una nueva oportunidad de trabajar juntas en la innovación sostenible para dar respuesta a muchos de los retos que se nos plantean: reducir el desperdicio alimentario, proponer dietas más saludables, reducir y reutilizar los plásticos con un objetivo de residuo cero, descarbonización de la producción para mitigar el impacto del cambio climático… En resumen, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos marcan el camino.

JUAN JOSÉ FREIJO, GLOBAL HEAD OF SUSTAINIBILITY DE CHEP

Economía circular y transporte colaborativo

“Es difícil implantar una cultura colaborativa en un entorno competitivo como el de la distribución, pero será fundamental en el futuro”.

Nuestro modelo de negocio es intrínsecamente sostenible. Se basa en compartir y reutilizar nuestras plataformas a lo largo de toda la cadena de valor y es un ejemplo extraordinario de economía circular. Nos esforzamos en hacerlo más accesible a más clientes, pero también en mejorarlo.
Así, hemos establecido unos ambiciosos objetivos de sostenibilidad para el 2020, que cubren aspectos medioambientales, sociales y de negocio, y que están enfocados en las áreas donde tenemos un mayor impacto, como por ejemplo la madera sostenible o la eliminación de residuos.
Además, usamos nuestra presencia en toda la cadena de suministro para potenciar la colaboración y así multiplicar el impacto positivo. Por ejemplo, con nuestro programa de “Transporte colaborativo”. Identificamos sinergias logísticas y oportunidades para compartir el transporte, tanto entre Chep y sus clientes, como entre los clientes, para generar eficiencias logísticas, reducir los kilómetros en vacío y disminuir las emisiones de CO2.

Cooperar para competir

Las empresas, sobre todo aquellas que participan en la cadena de suministro, deben realizar un cambio sistémico, basado en la cooperación. Es difícil implantar una cultura colaborativa en un entorno competitivo como el de la distribución, pero será fundamental en el futuro.
Tanto para las compañías como para el país en su conjunto, deberíamos enfocarnos más en desarrollar la economía circular tal como propone la Unión Europea. Me gustaría aclarar que esto no es solo el reciclaje. El reciclaje es tan solo una de las opciones que plantea la economía circular, pero hay muchas otras como la reutilización, reparación o remanufactura, que además son preferibles medioambientalmente. Debemos dedicarnos a desarrollar proyectos y modelos de negocio innovadores alrededor de estos conceptos. Es un terreno fascinante, inexplorado y es ahí donde reside el verdadero reto.

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Sostenibilidad/Medio ambiente
Sostenibilidad/Medio ambiente Área