FUENTE:
José Luis Yzuel

Presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR)

iStock-480057116-1

La situación actual de inestabilidad política que estamos viviendo, así como la recuperación de los destinos turísticos del Mediterráneo y la incertidumbre que está generando el Brexit en el sector turístico se están viendo reflejados en el comportamiento de la demanda tanto interna como de los visitantes internacionales, con un freno en el crecimiento. Así se refleja también en el Indicador de Confianza de Hostelería, que en el último año ha arrojado un resultado por debajo de los 100 puntos, mostrando un cierto pesimismo.

Frenos al crecimiento. La inestabilidad política, la recuperación de los destinos turísticos del Mediterráneo y el Brexit.

Crecimiento moderado

En el sector de la hostelería, tras varios años de crisis comenzamos a ver los primeros síntomas de mejora en 2014, alcanzando el punto álgido en 2016. Los dos años siguientes continuaron siendo positivos, aunque se bajó el ritmo de crecimiento. Pese a ello nuestro sector ha continuado evolucionando por encima del PIB nacional y se han seguido alcanzando cifras récord en el turismo.

Los primeros datos de 2019 muestran que vamos a seguir en la misma línea que los dos años anteriores, con evolución positiva, aunque con un crecimiento más moderado. Las cifras de turismo suponen un aumento más suave tanto de las visitas como de su gasto asociado. En los dos primeros meses del año, España recibió un 3% más de visitantes extranjeros, frente al 3,7% del año anterior, que gastaron un 3,6% más, frente al 5,6% que lo gastaron en 2018.

Los datos de evolución de ocupación en alojamiento turístico también son más moderados, con crecimiento de las pernoctaciones en hoteles de un 0,4% en enero y febrero. En el alojamiento turístico extrahotelero (apartamentos, campings, turismo rural y albergues) la evolución es negativa, con una caída de un 3% en los dos primeros meses del año respecto al mismo período de 2018. El descenso se debe a los apartamentos, que llevan once meses consecutivos de caída, y al alojamiento de turismo rural que viene retrocediendo desde el mes de diciembre de 2018.

A pesar de este contexto de moderación, la hostelería ha comenzado el año aumentando su facturación a mayor ritmo que el año anterior, con un avance de su cifra de negocio en enero de un 4,4% frente al 3,4% del mismo mes de 2018. El impulso se debió principalmente al alojamiento cuya facturación subió un 5,9% frente al 2,2% del año anterior. En las actividades de restauración las ventas aumentaron un 4%, algo por encima del crecimiento de un año atrás (3,8%).

La digitalización. Obliga al sector a estar más al día, ofrecer productos de alta calidad y mantener el contacto con los clientes.

Buen comportamiento del empleo

En el primer trimestre del año la cifra de trabajadores en hostelería alcanza un millón y medio de personas, lo que supone un 3% más que el año anterior. De ellos, 1,3 millones corresponden a los establecimientos de restaurantes y bares, que han aumentado un 3% respecto a un año atrás, evolución que prácticamente han mantenido a lo largo del trimestre. Las actividades de alojamiento turístico suman 267.000 trabajadores, que suponen un 2,3% más que en 2018, aunque a lo largo del trimestre han ido moderando el crecimiento.

A pesar de esta evolución positiva, los trabajadores autónomos de restauración han seguido descendiendo en el comienzo de 2019, evolución negativa que se viene observando desde agosto de 2015.

iStock-532413733

Los cambios. El cliente ya no se conforma con una propuesta culinaria, ahora demanda que el momento de consumo sea una experiencia única.

Precios contenidos

Respecto a los precios, aunque en las dos ramas hosteleras evolucionan en los primeros meses de 2019 por encima del IPC general, se muestran contenidos. En restauración el crecimiento se mantiene estable en el 1,8%, igual que en 2018, mientras que las actividades de alojamiento han comenzado el año subiendo a mitad de ritmo que en los mismos meses del año anterior.

Buen síntoma. En el primer trimestre del año el empleo en hostelería alcanza los 1,5 millones de personas, un 3% más que el año anterior.

5 retos de futuro

En este entorno de incertidumbre debemos aprovechar las oportuni- dades que se nos ofrecen para se- guir mejorando como:

  1. La transformación digital, tanto en la relación con proveedores como con nuestros clientes. La digitalización seguirá en crecimiento y debemos adaptarnos a las nuevas oportunidades que ofrece. El acceso universal a la información por internet es algo positivo que, a nuestro colectivo, le obliga a estar más pendiente, ofrecer productos de alta calidad y mantener el contacto con los clientes.
  2. Propuestas saludables y experiencia de consumo. Debemos seguir adaptándonos a las nuevas demandas de los clientes, cada vez más preocupados por la salud, con propuestas de menús más ligeros, introducción de nuevos alimentos (como los superalimentos), así como soluciones para responder a intolerancias o alergias alimentarias. Además, el cliente ya no se conforma con una propuesta culinaria, ahora demanda que el momento de consumo sea una experiencia única. Para ello debemos facilitar soluciones que introduzcan novedad y variedad en la carta, como conceptos que fusionan culturas, sabores y texturas, nuevos momentos de consumo, como el take away, las tapas, así como la creación de campañas, concursos y nuevos espacios en los locales.
  3. La sostenibilidad. Tenemos una responsabilidad con nuestro entorno y debemos contribuir a su equilibrio económico, social y medioambiental. En este sentido, debemos aumentar el uso de materias primas más respetuosas con el medioambiente, de productos de proximidad, así como avanzar en la formación y asesoramiento en la reducción del desperdicio y el reciclaje.
  4. La profesionalización del sector. Hay que seguir consolidando esta apuesta. Para ello, estamos avanzando en la implantación de la Tarjeta Profesional de Hostelería que acredite los niveles de formación y experiencia profesional de los trabajadores del sector.
  5. La colaboración. Mantener y ampliar alianzas estratégicas con el resto de los agentes sociales, así como dotar de mayor visibilidad a la oferta gastronómica del sector, a través de nuestro Club de Producto, Saborea España, con el Día Mundial de la Tapa o Capital Española de la Gastronomía, son otros de los retos de nuestro sector.
Yzuel

JOSÉ LUIS YZUEL,
Presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR)

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
HORECA
HORECA Sector