Charo Toribio
CONGRESO AECOC – OCTUBRE 2021

Liquats Vegetals es la empresa familiar catalana que fabricó las primeras bebidas vegetales en España hace 30 años. Hoy, con una facturación que supera los 80 millones y un equipo que roza las 300 personas, cuenta con el 16,8% de la cuota de mercado de las bebidas vegetales en nuestro país, tras crecer un 23% en 2020. Su apuesta por las etiquetas limpias, sin aditivos y sin azúcar, la calidad y la innovación son los pilares de su oferta. Para Laura Erra, directora general corporativa de Liquats Vegetals, la otra pieza esencial es el equipo directivo que la acompaña.

1635168293536

Laura Erra
Directora general corporativa de Liquats Vegetals

LIQUATS VEGETALS EN CIFRAS

  • 16,8% de cuota de mercado en valor en bebidas vegetales, según Nielsen.
  • 80 millones de euros facturados en 2020, 23% más que en 2019.
  • 80% mercado nacional, 20% exportación.
  • + 25 países.
  • 90% gran consumo y 10% dietética y horeca (mercado nacional).
  • 50% de ventas en marcas propias y 50% en marca de distribuidor y clientes industriales.
  • 280 personas forman el equipo.
  • 3 marcas: YoSoy, Monsoy y Almendrola

“Mi padre siempre ha sido un pionero, incluso antes de ser el primero en fabricar bebida vegetal en España”, afirma Laura Erra, directora general corporativa de Liquats Vegetals. Lo dice, entre otras cosas, porque José María Erra formó parte de la primera promoción de ingenieros de telecomunicaciones en Madrid y porque fue el segundo en comprar un ordenador en España. Con su ordenador, se incorporó a Letel, la empresa láctea que su familia tenía en Vic (Barcelona). Comenzó a analizar los datos de la leche y comprobó que la calidad variaba en función de los vegetales con los que cada ganadero alimentaba a sus vacas. A la vez, empezó a escuchar que en otros países se elaboraban bebidas de soja. “Propuso hacer bebida vegetal en la empresa familiar, pero no creyeron en su idea. Fue hace 35 años, el mercado era muy diferente. Pero él lo tenía claro”, explica Laura. Tanto, que fundó Liquats Vegetals en 1991. Conocía la esterilización, pero innovó para producir bebida vegetal. “Y en aquella época no había internet, ni redes sociales… él desarrolló la maquinaria. En España nadie fabricaba bebida vegetal”, recuerda.

Sus bebidas necesitaban cereales y agua. Y buscando agua de calidad estableció la empresa en Viladrau, junto al Parque Natural del Montseny (Barcelona). “El sabor del agua del Montseny es excelente. Es un terreno muy arenoso que filtra muy bien el agua, directa de la montaña”, apunta Laura Erra. A partir de aquí, Liquats Vegetals crece a través de estos hitos clave:

1991. Monsoy. Es la primera marca de la compañía, con la que fabrica bebidas orgánicas de soja. “Hoy Monsoy continúa siendo referente en el canal de dietética”, apunta Laura.

2000. Diversificación. Se amplía la producción a bebidas de avena, otros cereales y de almendra, bajo la marca Almendrola en el canal dietética y gran consumo. Buena parte de la producción se realiza para terceros y se exporta a fuera de España, a mercados más maduros en bebida vegetal.

2004. Nace YoSoy. Con esta marca, elaborada con cereales convencionales, la compañía ofrece un precio más competitivo y amplía su alcance al mercado español. Se distribuye en gran consumo, canal que hoy representa el 90% de sus ventas en el mercado nacional, mientras que el 10% se reparte entre horeca y dietética.

2010. Consolidación. “A partir de 2010 se dio un cambio de hábitos de consumo, que impulsó las bebidas vegetales en España. Hicimos un estudio y vimos que solo un 10% de nuestros consumidores eran intolerantes a la lactosa, el resto preferían nuestras bebidas para añadir vegetales a su alimentación”. En los años siguientes, “crecimos en torno al 50%-70% y ganamos cuota hasta situarnos como líderes de un mercado con marcas de empresas mucho más grandes y fuertes a nivel publicitario”.

2017. Sin aditivos. La empresa renueva su planta de producción y relanza la marca YoSoy sin aditivos y sin azúcar añadido.

laboratori13-web

  • Las últimas innovaciones desarrolladas en su departamento de I+D son la bebida de avena barista y la gama 0 azúcar.

Charo Toribio: ¿Cómo evoluciona Liquats Vegetals? ¿Qué facturación esperan alcanzar este año?

Laura Erra: Es muy difícil proyectar cómo será el año, porque el Covid nos ha llevado a escenarios muy difíciles de predecir. Nada ha sido normal. De todas maneras, nuestro objetivo para este año es alcanzar los 90 millones de facturación, que implicaría crecer un 12% y creo que estaremos rozando esa cifra. En 2020 ya registramos un crecimiento importante, del 23% porque el Covid nos encerró en casa, creció el consumo en el hogar, de los productos habituales y también de nuevos porque por lo menos podíamos probar algo diferente en casa. Además, añadimos consumidores más jóvenes: nuestro consumidor medio tenía 30-35 años, y en 2020 crecieron los consumidores de 20 años, por su convicción sostenible.

Pero este año todavía es una incógnita. Y no nos podemos quejar. Hay industrias que se han visto muy afectadas. Pero la alimentación suele ser un motor de la economía, es esencial. Precisamente esa fue una de nuestras preocupaciones iniciales durante la pandemia, cuando los supermercados tuvieron que priorizar productos esenciales. Pero comprobamos que nos las seguían pidiendo, que las bebidas vegetales ya son esenciales, porque cumplen su función en determinados momentos de consumo.

“Cada vez es más importante trabajar bien en equipo, porque los retos que vienen ya no se pueden responder solo desde un área”.

Tras la pandemia, ¿cómo cree que va a evolucionar a corto y medio plazo el gran consumo? ¿Qué tendencias se van a afianzar?

El covid ha acelerado cambios de hábitos manera muy rápida. Y uno de los que tiene más impacto y que creo que se va a acentuar es el teletrabajo. En mi opinión aumenta la calidad de vida porque reduces traslados y comes en casa, lo que altera los hábitos de consumo. Y es cierto que no siempre podremos cocinar, ya estamos viendo el auge de productos rea­dy to eat. En función de cómo avance la legislación puede ser que el teletrabajo aumente o disminuya. Dependerá de si se facilita a nivel legal.

Y, sin duda, el auge de la sostenibilidad va a continuar. Los consumidores están más concienciados y empiezan a concienciarse antes.

Liquats-visio-Viladrau-web

  • La planta productiva de Liquats Vegetals está ubicada en Viladrau (Barcelona), junto al Parque Natural del Montseny.

Decía que durante el confinamiento los consumidores también querían probar innovaciones en el hogar, ¿qué peso tiene la I+D en Liquats Vegetals?

Para que una marca exista y permanezca necesita calidad e innovación. El departamento de I+D es crucial, tanto en la técnica de producción, como en la formulación de ingredientes. Combinando ambas, el año pasado lanzamos la bebida avena barista, la primera del mercado de avena concebida para una óptima combinación con el café, y estamos muy satisfechos con sus resultados.

Este año también hemos lanzado la bebida de avena 0% azúcar. Hasta ahora habíamos eliminado los azúcares añadidos, pero mantenía los azúcares derivados del almidón. Ahora hemos conseguido un producto 0% azúcar. Es un lanzamiento muy reciente, que creemos que va a sorprender y a convencer al consumidor que cada vez busca más productos sin azúcar.

El reto, de nuevo, ha sido lanzar estas innovaciones con etiqueta limpia, sin aditivos. Producir añadiendo todo lo que nos ofrece la industria alimentaria es relativamente fácil, pero si quieres una etiqueta limpia y un producto que esté rico y funcione bien, no es tan sencillo.

Teletrabajo. Es el cambio motivado por la pandemia con más impacto en gran consumo. Comemos más en casa y crecen las soluciones ready to eat.

¿Cómo afrontan este reto a la hora de ofrecer una adecuada vida útil y garantizar la conservación?

Sobre todo a través de técnicas innovadoras y materias primas de alta calidad. Cuando haces un producto sin aditivos, sin aromas artificiales, sin espesante, la materia prima que utilizas tiene que ser muy buena y la tienes que tratar muy bien. Nuestra apuesta sin aditivos implica que la materia prima esté en perfectas condiciones y sea de gran calidad. En una ocasión estábamos fabricando bebida de avena para un cliente y la avena no estaba bien. Enseguida nuestro departamento de calidad paró la producción. Sin embargo, con la misma partida de cereal se hizo otra producción para otro cliente, pero como los aromas que utilizaba tapaban el sabor de la avena, no se podía distinguir. Antes sabías que algo era bueno por el sabor, ahora ya no es tan fácil porque la industria alimentaria permite modificar muchísimo el sabor.

Por otro lado, la esterilización nos permite ofrecer una adecuada vida útil. Y estamos investigando nuevas maneras de esterilizar las bebidas porque al ser un proceso térmico es inevitable quemar ligeramente el sabor. Las bebidas frescas son espectaculares, ojalá las pudiéramos vender frescas, pero gracias a la calidad de los ingredientes siguen siendo muy buenas cuando las esterilizamos.

Yosoy_Yosoy3h-web

Su lema es contribuir a una dieta sana y saludable. ¿En qué sentido?

Apostando por ingredientes naturales y vegetales. Creemos que el consumidor necesita más alternativas vegetales para enriquecer su dieta y reducir grasas. Si añadimos más vegetales con un producto muy natural y sin aditivos, damos más opciones al consumidor y contribuimos a una dieta sana. Nosotros no queremos sustituir a la leche, son alimentos con perfiles nutricionales distintos, pero sí que ofrecemos soluciones nuevas. Cuantos más productos te sienten bien, mejor los asimilarás, tu organismo se oxidará menos y se mantendrá más joven.

Construir mercados. “Vamos a construir marca en otros países, incluso fabricando allí para ser más sostenibles. Pasamos de la exportación a la internacionalización”.

¿Qué opina de la denominación de bebida vegetal?

Se especula mucho sobre qué entiende el consumidor. Pero creo que a veces le confundimos más buscando denominaciones alternativas, le confunde más el término bebida vegetal que leche de soja, por ejemplo. Hay miedo a que piense que el perfil nutricional es el mismo. Pero la clave está en el etiquetado, en informar claramente de los ingredientes y del perfil nutricional. Los consumidores siguen pidiendo leche de soja, leche de avena, etc. y ya entienden que son productos distintos.

Según un estudio de Smart Protein, basado en datos de Nielsen, somos el país de Europa líder en consumo de bebidas vegetales y en 2020 la categoría creció un 13%. ¿Qué factores cree que impulsan este auge en España?

Supongo que es el auge de la tendencia a cuidarse más y cada vez entre consumidores más jóvenes que, como decía, se ha acelerado durante la pandemia, sobre todo por concienciación medioambiental. De cara al futuro pensamos que las nuevas generaciones que ya están incorporando bebidas vegetales seguramente ya harán el cambio también en la alimentación de sus hijos.

RELEVO GENERACIONAL Y NUEVO MODELO DE DIRECCIÓN

  • Evolución natural. “Cuando me incorporé a Liquats Vegetals en 2010 me focalicé en crear el equipo de marketing y comercial. Tenía experiencia previa en contabilidad y marketing y formación en Economía, y en dirección comercial y de marketing. Comencé a tomar decisiones estratégicas y en paralelo creamos, junto a mi padre y mis hermanos, Josep y David, el protocolo familiar. Se me propuso asumir la dirección general en 2017 y presenté un plan para el que necesitaba crear un equipo. No podía replicar el modelo de dirección de mi padre, que todo pasaba por él, porque yo ni era Dios, ni era mejor que mi padre”.
  • Nuevo equipo directivo. “Empecé a construir un equipo de directores de cada área para que tomaran sus propias decisiones. Necesitamos 3 años para consolidar el equipo y un par más para que madurara. Pero hoy tenemos un equipo directivo fundamental. Sin su apoyo no estaríamos donde estamos”.
  • Proyecto familiar. “Mi padre y mis hermanos siguen totalmente implicados, trabajamos codo con codo. Es una empresa familiar, un proyecto conjunto. Cumplo con la dirección, pero los objetivos son los de la familia. Mi padre nunca va a desconectar, la empresa es casi como un “hijo más”. Y él es nuestro referente para cualquier tema. Siempre nos ayuda, a nosotros y al resto del equipo. Nos dice que se quiere jubilar, pero no lo vemos claro…”.

En estos últimos años han expandido su cuota nacional, ¿pero cuál es su presencia internacional?

Estamos en más de 25 países: en Canadá, Estados Unidos, Colombia, Chile, República Dominicana, Argentina –un poquito–, y en Europa en diferentes países como Bélgica, Francia o Italia, también en Rusia, Israel, Sudáfrica, etc. Creemos que tenemos mucho potencial internacional porque la calidad de nuestros productos no está en muchos países. Podemos construir marca en otros mercados. Aunque para nosotros lo importante no es vender a muchos fabricar biogás, reutilizar la fibra sobrante para consumo animal, etc. Pero el año pasado hicimos un “escáner” completo de la compañía, un análisis de ciclo de vida para analizar los impactos de cada fase. Ya hemos analizado los datos y ahora estamos dándole forma a nuestro propio plan estratégico de sostenibilidad. Estamos motivados porque de aquí a unos años veremos todo lo avanzado e incluso, por qué no, podemos ser referentes para otras empresas.

El agua es, junto a los cereales, vuestro ingrediente fundamental. ¿Cómo gestionan su huella hídrica?

Trabajamos con hidrólogos desde hace muchos años. Desarrollamos tres objetivos: reducir agua por litro producido, depurar y devolver el agua que no necesitamos y buscar mejores vías de extracción para alimentar nuestra creciente demanda de agua. Por suerte, el Montseny es un valle con mucha agua, pero hasta ahora la recogida era muy superficial. Por eso estamos buscando fuentes más profundas para reducir el impacto en el medio. Por otro lado, mejoramos nuestros procesos para reducir el consumo de agua por litro fabricado. Y por último estamos depurando y devolviendo al medio el agua excedente.

Menos huella hídrica. Trabajamos con hidrólogos para reducir agua por litro producido, depurar y devolver agua sobrante y buscar vías de extracción con menos impacto.

En cuanto a los cereales, ¿qué criterios tienen en cuenta a la hora de seleccionarlos? ¿De dónde proceden?

El primer factor siempre ha sido la calidad y el segundo, la proximidad. El 70% de la avena que utilizamos proviene de España, la mayor parte de las almendras también las compramos en España, el arroz también viene del Mediterráneo, de Italia o España, pero la soja la compramos en Canadá porque cultivan una soja de altísima calidad. También estamos buscamos nuevas vías para fomentar la proximidad. Por ejemplo, estamos comenzando a cultivar nuestra propia avena en España para investigar más sobre las variedades, controlar mejor el proceso y tener más avena de proximidad.

LIDERAZGO FEMENINO

  • “Ser mujer no ha supuesto ningún freno para mí. Para las personas de mi generación o cercanas, ya no hay problema con el género de quien lidere. En nuestra compañía contamos con muchas mujeres en puestos directivos y no porque lo hayamos buscado, sino porque eran las más capacitadas.
  • “Es cierto que entre nuestros proveedores encuentro muchos más hombres, pero cada vez encuentro más mujeres preparadas para asumir cualquier responsabilidad”.

Pensando a medio y largo plazo, ¿cuáles son sus expectativas de crecimiento?

Más que cifras, tenemos muy buenas expectativas en proyectos y crecimiento en dos áreas. En el ámbito internacional avanzamos en construir mercados, aportando calidad y teniendo en cuenta la sostenibilidad. Y a nivel nacional estamos ampliando nuestra gama, desarrollando productos en nuevas categorías en las que podemos aportar valor, aunque todavía no podemos dar detalles de estas innovaciones.

Proximidad. Estamos comenzando a cultivar nuestra propia avena en España.

Si comparamos la empresa hoy con la que dirigía su padre, ¿qué valores se han mantenido y cuáles han variado?

El primer valor que se mantiene intacto es la honestidad. Él, sobre todo, es una persona justa, que busca hacer las cosas bien de manera honesta, sin aprovecharse ni permitiendo que se aprovechen de él. Así trabó relaciones a largo plazo, basadas en la confianza. Y hoy mantenemos la honestidad en los 360º de nuestra actividad.

El segundo valor que se mantiene es mejorar procesos para desarrollar un buen producto. Él está convencido de que si tienes un buen producto, tienes espacio en el mercado. Y para lograrlo él se centró en lo esencial, lo eficiente y lo adecuado, evitando costes innecesarios.

Y el valor que ha variado, que ha ganado peso, es la importancia de un buen trabajo en equipo. Cada vez es más importante trabajar bien en equipo, porque los retos que vienen ya no dependen de una u otra área. La clave ahora no es sólo un buen equipo, sino un buen trabajo en equipo de buenos profesionales. Tú sólo quizá puedes responder a un problema, pero seguro que respondes mucho mejor en equipo, y eso es fundamental ante el contexto actual, cada vez más exigente.

 
Charo-Toribio-1

CHARO TORIBIO
C84
ctoribio@aecoc.es

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área