La competitividad fruto de la digitalización, los problemas de la conveniencia, la batalla por la última milla, la comida social e internacional, el balance entre la tecnología y lo ecológico y el marketing personalizado representan 7 tendencias que definirán el foodservice del futuro, según un estudio realizado por GDI en el marco de la feria Internorga celebrada recientemente en Hamburgo.

  • 1. La digitalización crea condiciones competitivas totalmente nuevas – La frontera entre retail y foodservice se está difuminando y será la batalla por la última milla la que determinará el futuro. Cada vez es más importante para los proveedores de foodservice posicionarse y destacar sus ventajas que los hace únicos antes de que una start-up o un big player implemente un modelo de negocio mejor, más rápido y más barato. La presencia de los restauradores en todos los canales de comunicación será decisiva para su éxito.
  • 2. Conveniencia: más comodidad, pero no necesariamente más felicidad – La conveniencia tiene dos grandes problemas: la comida de conveniencia necesita una confianza ciega y una pérdida de control por parte del consumidor, porque todo está tecnificado. Y, aunque proporciona más comodidad, difícilmente satisface el deseo experiencial, por lo que el consumidor se encuentra en un estado permanente de búsqueda. El concepto de “un buen servicio” debe ser redefinido.
  • 3. La batalla por la última milla se intensifica – Estar continuamente en movimiento se está transformando en una situación normal, por lo que el hecho de llegar y estar en casa está ganando importancia. La vida social vuelve a casa. Cuanto más variadas y convenientes sean las opciones de pedido a domicilio, más probabilidades hay de que las utilice el consumidor. Los restaurantes están ofreciendo espacios íntimos para emular un hogar. Ante este panorama, los formatos de foodservice tradicional tendrán que reposicionarse en el futuro.
  • 4. La comida social gana al sabor. La gente es más importante – La gente quiere pasar tiempo con los suyos y la comida satisface más esta necesidad que otras formas de consumo. Si antes la gente se reunía para ir a un concierto, hoy lo hace para acudir a una feria callejera de comida. Si la gente come siempre y en cualquier lugar, ofrecer un ambiente placentero cobra cada vez más relevancia como contratendencia. Por tanto, los restaurantes tienen una nueva oportunidad ante ellos y pueden asumir un nuevo rol.
  • 5. Comida de migración. La comida crea identidad – El inicio del siglo XXI fue un tiempo de migración global y, por supuesto, los inmigrantes llevan consigo sus ingredientes, sus platos y su cultura gastronómica. En los próximos años experimentaremos una multitud de nuevas tendencias. Esto abre la puerta a interesantes oportunidades de inversiones gastronómicas con un foco cultural específico.
  • 6. Alimentación polarizada. Balance entre alta tecnología y lo ecológico – Los consumidores tienen dos necesidades que entran en conflicto: la alta tecnología y el romanticismo de la comida ecológica. El inicio de la revolución digital en la industria alimentaria es una oportunidad para construir puentes entre ambos polos. La comida del futuro será tan rápida como la comida rápida y de tanta calidad como la comida ecológica.
  • 7. Embajadores de marca en lugar de marcas anónimas. El futuro pertenece al marketing personalizado – Cuanto más poseemos, más ganas tenemos de que nuestro consumo sea único. La individualidad masiva sustituye a la homogeneidad. Son los propios consumidores mediante su interacción con las marcas y no los proveedores mediante su publicidad quienes deciden sobre el valor real de una comida. Por eso, la interacción es cada vez más importante. El deseo del consumidor de entender de dónde viene el producto obliga a poner cara a los agricultores y a divulgar sus historias. Los agricultores serán los grandes protagonistas en el futuro. La confianza no estará en las grandes marcas ni en el etiquetado, sino en los productores, quienes garantizarán la calidad del producto. Por tanto, los productos están siendo personificados. Los empleados, el personal de servicio, los chefs y los propietarios serán los elementos más importantes del restaurante del futuro.
  •    

    Fuente: Food Service Europe

SECTORES Y ÁREAS

IRR
IRR Área
Logística y transporte
Logística y transporte Área
Transformación Digital
Transformación Digital Área
Gran Consumo
Gran Consumo Sector
HORECA
HORECA Sector