30/03/2020

La pandemia de coronavirus está poniendo a prueba la resiliencia de la cadena de suministro en el sector de gran consumo. En esta noticia publicada en IRR-Especial COVID’19, presentamos los principales desafíos y cómo los retailers y fabricantes británicos están lidiando con la situación.

1. ¿Cómo se adaptará la cadena de suministro a la importación y exportación?

Los sistemas de transporte globales están bajo una gran presión y para los productores es cada vez más difícil encontrar transportistas y contenedores para mover sus productos.

Ahora mismo hay una escasez global de contenedores refrigerados para productos perecederos: uno de cada siete se encuentra varado en los puertos chinos. Incluso si el brote global terminara mañana, las colas de envío aún tardarían al menos 8 meses en volver a la normalidad, indica el CEO de Seatrade, una empresa de transporte de almacenamiento en frío.

  • Los efectos se están sintiendo en Reino Unido, donde los procesadores de carne de cerdo están considerando reducir la producción a medida que las cámaras frigoríficas alcanzan su capacidad máxima.

Muchos fabricantes italianos están luchando para que sus productos se envíen fuera del país, pero el transporte por carretera es difícil. Muchos conductores son reacios a ingresar en la región por temor a verse obligados a entrar en cuarentena.

  • El virus está empujando a los fabricantes de alimentos italianos a almacenar productos como el aceite de oliva y los tomates enlatados en el Reino Unido como medida para prepararse ante una restricción del transporte. Si más conductores se enferman y no pueden trabajar, se intensificarán los problemas tanto en el Reino Unido como en el resto del mundo.

2. ¿Cómo enfrentarán las fábricas y los supermercados la inminente crisis de la fuerza laboral?

A pesar de la escasez temporal de algunos artículos, las cadenas de suministro han demostrado ser resilientes al aumento repentino de la demanda, pero será mucho más difícil hacer frente al absentismo masivo de los trabajadores estacionales en las granjas, así como de los trabajadores de las fábricas, los conductores y personal de las tiendas.

  • Entre otras medidas, se prevé hacer uso del ejército para la entrega de alimentos a los retailers con el fin de ayudar a los proveedores afectados por la escasez de personal.

Uno de los grandes desafíos es tratar de equilibrar lo que el Gobierno está tratando de hacer para mantener el suministro de alimentos y al mismo tiempo proteger los derechos de los trabajadores. Si el 20% de la fuerza laboral se ve afectada por el coronavirus, eso tendrá un impacto masivo en la producción. En este sentido, tenemos que tener en cuenta que los negocios de alimentos están entre los pocos entornos en los que la limpieza se considera absolutamente vital cada día del año, no solo en tiempos de crisis como este.

  • Desde el sector se pide a los gobiernos que proporcionen más detalles sobre cómo se espera que se desarrolle la propagación del virus, para que así las empresas puedan tratar de manejar la crisis de la fuerza laboral y coordinar una respuesta acorde.

3. ¿Reducir las restricciones de horas de trabajo y las limitaciones de los horarios puede ayudar a acelerar la entrega de alimentos?

El Gobierno británico estudia reducir temporalmente las restricciones a las operaciones de los retailers, como eliminar las limitaciones nocturnas para que puedan reponer existencias y extender las horas máximas de trabajo de los conductores para ayudar a responder a situaciones de emergencia. Esto ayudaría a la industria a responder a la falta de conductores de reparto, que aún tendrían que tomar un descanso de 45 minutos después de cuatro horas y media. También se estudia suprimir temporalmente las restricciones sobre el peso de los vehículos de reparto.

  • Sin embargo, esto plantea un problema: si un camión acaba teniendo un accidente porque el conductor estaba demasiado cansado, todo el mundo criticaría a la industria y al gobierno. Hay que encontrar el punto de equilibrio.

4. ¿Puede la industria aumentar los servicios online para ayudar a las personas en confinamiento?

El Gobierno británico ha instado a los retailers a buscar formas de aumentar las entregas online, pero también a realizar operaciones de click & collect, debido a los límites de la capacidad de entrega. La creación o expansión de instalaciones temporales de click & collect también puede ser una forma de minimizar la propagación del virus en las tiendas.

Desde el sector también se han realizado solicitudes al Gobierno para suspender el impuesto a las bolsas de plástico, con el fin de evitar que los clientes propaguen el virus con bolsas reutilizadas.

  • El problema es que muchos supermercados no están preparados para ofrecer este servicio y es difícil activarlo de la noche a la mañana. Asimismo, requiere mano de obra que podría estar dedicándose a otras tareas en la tienda o a seleccionar los artículos de los pedidos online.
  • El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales de Reino Unido está elaborando una campaña para alentar a las comunidades a coger suministros de alimentos para familiares y vecinos afectados por el brote.

5. ¿Cómo protege la industria el suministro de alimentos sin provocar pánico?

Manejar el mensaje sobre racionamiento del surtido sin provocar pánico es vital. La mayoría de los supermercados ya han comenzado a racionar productos. Las entregas a domicilio están a plena capacidad y categorías como productos del hogar, cuidado personal y alimentación secos son las más afectadas. También ha habido un aumento en las ventas de productos frescos en algunas tiendas, así como un aumento en las ventas de neveras y congeladores.

  • En contraposición, profesionales del sector apuntan que la mayoría de los consumidores no tiene la capacidad de almacenar de forma masiva y que los picos en la demanda solo serán temporales. También indican que, si bien hay muchas existencias disponibles, el desafío para los retailers es asegurarse de que todo llegue a los estantes lo antes posible.

El gobierno británico también está considerando un aplazamiento temporal de las leyes de competencia, lo que permitiría el intercambio de datos para tener una mejor visión de los niveles de existencias y tomar medidas si es necesario.

Fuente: How is the food and drink supply chain coping with coronavirus? | The Grocer (Reino Unido)

SECTORES Y ÁREAS

COVID-19
COVID-19 Área
IRR
IRR Área
Carnes
Carnes Sector