El próximo 25 de mayo entrará en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Una normativa europea que incumbe tanto a pequeñas como grandes empresas, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales. Para saber cómo afecta la RGPD a las empresas que utilizan sistemas de videovigilancia, AECOC organizó una jornada para profesionales en los que se analizó el impacto de esta normativa en el sector.

Los límites de la RGPD para prevenir el hurto interno

Uno de los objetivos principales de la instalación de sistemas de videovigilancia en los negocios es la prevención del hurto, que supone el 22% de la pérdida desconocida en nuestro país. La entrada en vigor de esta nueva legislación implicará encontrar una solución que satisfaga tanto a trabajadores y clientes como a empresas. Tal y como apunta Álvaro Rodríguez, Director de operaciones, inspector de trabajo y seguridad social en Fiabilis Consulting Group, cualquier medida instaurada tiene que ser adecuada, necesaria y proporcional para no invadir el derecho fundamental a la intimidad y dignidad, sin olvidarse de la lucha por el hurto interno en las empresas.

¿Cómo interpretar el nuevo reglamento?

La RGPD, aplicable desde el 25 de mayo de 2018, tiene efectos en cualquier empresa u organización que disponga de información de sus clientes y/o empleados. Andrés Calvo, jefe de área y responsable de seguridad en la Agencia Española de Protección de Datos, apunta que es “un reglamento flexible, donde las empresas deciden cómo aplicarlo”. Para la correcta interpretación de este, y debido a su complejidad, la mejor opción es una auditoria por parte de expertos, tal y como apunta Ángel Pérez, Director de seguridad del Casino Gran Madrid.

¿Cómo afectan los cambios a las empresas?

Para la instalación de sistemas de videovigilancia en espacios públicos de uso privado se deberá cumplir con el principio de proporcionalidad, sin evadir la privacidad de cada uno de los individuos. Aspectos como el derecho al olvido o la portabilidad de la información de carácter general se tienen en cuenta en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos.
En videovigilancia, José Andrés Canales, Director de seguridad y patrimonio en Carrefour, afirma que ya se cumple con este nuevo reglamento, ya que se borran las imágenes de las cámaras de seguridad a los 30 días.

SECTORES Y ÁREAS

Prevención de la Pérdida
Prevención de la Pérdida Área