Nos encontramos en un cambio de paradigma de consumo muy marcado por la omnicanalidad que han propiciado las nuevas tecnologías. El consumidor ha cambiado sus hábitos de compra, estableciendo nuevas prioridades en un marco empresarial cada vez más competitivo y que demanda una mayor sostenibilidad.

¿Cómo es el consumidor actual?

Entre los principales rasgos del consumidor actual destacan un incremento de la preocupación por la salud y la conveniencia y la demanda de la inmediatez en el servicio, cuestiones que son decisivas en los momentos de compra, en el sector del gran consumo, en nuestro país.

1. Protagonismo de nuevos grupos de consumidor

Hay dos grupos poblacionales que están tomando mayor protagonismo y a los que las empresas están tratando de dar una respuesta más eficaz: los millennials (18-35 años) y el colectivo senior.
Los millennials han aprendido a ser más racionales, por lo que toman decisiones de compra de manera muy consciente y se suelen informar sobre el producto antes de realizar la compra.
Los seniors por su parte demandan nuevas características de los productos: que sean más pequeños, que pesen poco, que no se resbalen de las manos, que no se estropeen fácilmente y que tengan un buen precio.

2. Preocupación por la salud

En cuanto a las tendencias que afectan a todos los targets, los consumidores están cada vez más interesados en adquirir productos que consideran beneficiosos para su salud, por lo que la tendencia ECO y BIO, sin azúcares o de productos artesanales seguirá ganando peso en los próximos años.
En este sentido, el 45% de los consumidores afirma que comprará productos que percibe como saludables el año que viene. La puerta de entrada a la compra de productos eco y bio se hace a través de frutas, hortalizas y lácteos.

3. No al desperdicio de alimentos

A pesar de que España ocupa la 7 posición en cuanto a países europeos que más alimentos desperdician, el consumidor tiene la percepción de que desperdiciamos mucho más.
Los principales motivos por los que tiramos comida son la pereza y el descuido, por lo que algunas medidas propuestas por el consumidor son utilizar los cierres herméticos o indicar más claramente la fecha de caducidad.

4. Compra online y conveniencia

Solo el 5% de los consumidores declara usar el canal online por lo menos una vez al mes para hacer su compra de gran consumo, que incluye productos de alimentación, bebidas y droguería y perfumería.

Pero, aunque parezca que los millennials están más dispuestos a hacer la compra en el canal online, los estudios de AECOC SHOPPERVIEW indican su preferencia por la conveniencia y la inmediatez. Los jóvenes quieren disponer de productos de gran consumo en el momento, por ello, la red de tiendas de barrio y gasolineras les ofrecen mayores ventajas en términos de inmediatez y amplitud horaria que el online, en el que las entregas aún requieren de más tiempo.

Estas son las 4 claves en las que las empresas del sector deben trabajar para dar respuesta al nuevo consumidor. Los estudios de AECOC SHOPPERVIEW abordan las claves del nuevo consumidor en el panorama actual.

SECTORES Y ÁREAS

Comercial y Marketing
Comercial y Marketing Área