LG_v2-1


El sector con más peso en el global de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es el transporte (27 %), seguido de las actividades industriales (20,8 %), la agricultura y ganadería en conjunto (14 %), y la generación de electricidad (11,8 %). Se trata pues de un sector fundamental para la consecución de los objetivos marcados en la Ley Europea del Clima y la Ley de cambio climático y transición energética española. Estas, marcan las pautas para alcanzar los objetivos de la Unión Europea de reducción de las emisiones netas de GEI en al menos 55% para 2030 con respecto a los nieles de 1990 y la neutralidad climática para 2050.

Desde Lean & Green, la mayor plataforma europea dirigida a reducir las emisiones asociadas a la cadena de suministro, liderado en España por AECOC, quisimos aportar un poco de luz sobre el estado de la tecnología en el marco del Foro Nacional de Transporte celebrado el pasado mes de Julio. Contamos con la participación de Scania, Iberdrola, Naturgy, Disfrimur y Pascual en una mesa de debate donde tratamos el estado actual de la tecnología de los vehículos de bajas emisiones y los planes de desarrollo de infraestructuras energéticas para encarar la descarbonización del transporte de mercancías por carretera. Su participación en la iniciativa demuestra su claro compromiso con la reducción de sus emisiones.

  •  A nivel tecnológico, Scania destacó que ya existen soluciones para la corta distancia con vehículos eléctricos o híbridos con autonomías de 250 kms. No obstante, hasta que no se desarrollen puntos de recarga rápida y baterías que permitan una mayor autonomía, para el transporte de larga distancia son relevantes los motores diésel convencionales cada vez más eficientes así como el desarrollo de combustibles sintéticos.
  • En cuanto a infraestructuras de recarga, desde Naturgy pusieron de manifiesto que la neutralidad tecnológica no se puede alcanzar de 0 a 100. Aunque la implantación de un nuevo modelo energético se verá acelerado por la situación geopolítica y debemos considerar el gas natural, biometano, electricidad e hidrógeno, las velocidades de implantación serán variables. Mientras algunas tecnologías ya están tecnológicamente maduras, como el GNL y el Biometano, varios operadores están trabajando en el desarrollo de corredores de infraestructuras de hidrógeno. El paralelismo de la experiencia adquirida para el desarrollo de infraestructuras para el gas natural iniciada en 1997 con el de hidrógeno, ayudará a acelerar el desarrollo del hidrógeno verde.
    Los corredores Madrid-Zaragoza-Barcelona y Levante están en el punto de mira desde Iberdrola para la creación de infraestructuras de recarga rápida para vehículos de carga pesada. Actualmente, ya están trabajando con la administración para que se dimensionen las redes y obtener ayudas que permitan ofrecer precios competitivos a operadores.
  • A nivel de compañía de transporte, Disfrimur apuesta por el mix de cinco tecnologías según los usos y rutas combinando el diésel, el gas natural, el biogás, la electricidad y el hidrógeno verde los cuales van a convivir en el tiempo. Todo ello, sin perder de vista que la principal medida para la descarbonización sigue siendo la mejora en la eficiencia en rutas, cargas y usos. En cualquier caso, el coste total de propiedad junto a la legislación será quienes marquen el camino.
  • Desde Pascual apuestan por construir relaciones duraderas con las empresas de transporte que les permita acometer las inversiones necesarias para la descarbonización mediante contratos a largo plazo o facilitando la renovación de flotas. Asimismo, destacan la necesidad de un sistema de incentivos para toda la cadena de suministro que facilite una logística sostenible como, por ejemplo, la creación de muelles verdes en las grandes plataformas de distribución.


    En definitiva, con el estado de la tecnología e infraestructuras actuales, la principal medida para la descarbonización que sea sostenible tanto a nivel medio ambiental como económica es la búsqueda de una mayor eficiencia. Para ello, la colaboración entre transportistas, energéticas, fabricantes de automóviles, cargadores, así como que las administraciones públicas faciliten la transición hacia nuevos modelos logísticos es fundamental.

    En esta línea, colaborar con otras empresas tanto a nivel nacional como europeo, compartir conocimiento y ser un referente de sostenibilidad con un sistema de seguimiento transparente y trazable son solo algunas de las ventajas que ofrece la iniciativa Lean & Green.

barbara-ferrer-c84

Bárbara Ferrer

Responsable Lean & Green
bferrer@aecoc.es

SECTORES Y ÁREAS

Sostenibilidad/Medio ambiente
Sostenibilidad/Medio ambiente Área