El 19º Congreso AECOC de productos Cárnicos y Elaborados ha reunido a 420 directivos y profesionales del sector para profundizar en los conceptos que marcarán el futuro de las empresas del sector primario: consecuencias del mal uso de antibióticos en animales, blockchain aplicado al sector cárnico, producción y consumo sostenible o creación de carne sintética.

Reducción de antibióticos: una prioridad mundial

España está en los últimos puestos del ranking europeo de resistencias antimicrobianas, y esto está provocando dificultades para tratar algunas enfermedades en los animales. El consumidor cada vez reclama más transparencia sobre este tema, y al contrario de lo que muchos piensan, el objetivo no es eliminar el uso de antibióticos en animales -totalmente necesarios en algunas ocasiones- sino evitar usarlos de manera incorrecta. Pero, ¿por qué el consumo de antibióticos es mucho más alto en España que en la media de países europeos?

Valentín Almansa – Director General de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación- ha explicado a los asistentes del congreso que “seguramente sea una cuestión de tradición o de prácticas incorrectas que han surgido durante mucho tiempo”, pero a la vez arroja un dato muy positivo, y es que por ejemplo en el sector porcino se ha reducido en un 80% el uso de la colistina en dos años, sin recurrir a otros antibióticos. El Ministerio ha puesto en marcha un plan de acción nacional, que en una primera fase ha estado basado en la concienciación, y del que ahora nos encontramos en la segunda fase. Una de las medidas que se están poniendo en marcha es una base de datos de prescripciones. Consiste en registrar las recetas que hacen todos los veterinarios de España. Con medidas de control como esta, se espera que el uso de antibióticos en animales baje en poco tiempo.

Bienestar animal: sensibilidad social en aumento

Otra tendencia que está marcando la decisión de compra del shopper es el concepto de bienestar animal. Según el estudio realizado por AECOC Shopperview en colaboración con FECIC, el 35% de los consumidores dice que consumiría más carne si esta tuviese el sello de bienestar animal, y dos de cada tres pagarían más por este sello. Antoni Dalmau, doctor e investigador del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Catalunya (IRTA) y experto en bienestar animal, asegura de que se trata de un concepto complejo cuya medición se puede objetivar solamente a través de un enfoque multidimensional.
Según Michaela Reischl, directora de Responsabilidad Social Corporativa de Lidl, en este retailer han detectado una clara subida en ventas de los huevos con sello de bienestar animal y, de hecho, han confirmado en un estudio que el 90% de sus clientes conocen las categorías de los huevos y los eligen en función de ello.

¿Cómo aplicar el blockchain en el sector cárnico? Trabajando en una mayor transparencia

En el Congreso, Carrefour ha dado a conocer, de la mano de Francisco Piqueras, director de Carnicería, y José Antonio Santana, director de Digital Transformation & Solutions Back Office en Carrefour España, su apuesta pionera por usar la tecnología de blockchain para que el consumidor pueda saber con un simple código QR toda la información sobre su pollo campero: desde la cría y el envasado, hasta la fecha de nacimiento o de entrega al local.

Aunque es una innovación que no está muy madura todavía en el mercado, nos permite transmitir información de manera 100% segura, ya que no se puede hackear y tiene un sistema de verificación de la información. Usando blockchain, se crea una cadena de bloques, donde cada uno de ellos tiene una identificación única y una seguridad diferente y garantizada. Cada bloque contiene una parte de la información que queremos transmitir, además de una clave única para identificar cada contenido alojado en los bloques. Todos los miembros de la cadena de valor tienen la misma información certificada.

Las tendencias que definirán la alimentación del futuro: la carne sintética.

Carlos Buxadé, catedrático y profesor emérito de la Universidad Politécnica de Madrid, ha presentado su reflexión sobre los principales retos del sector y la carne de laboratorio, una alternativa que está empezando a influir en las estrategias de los grandes gigantes cárnicos internacionales. Según Buxadé, la carne sintética es una necesidad mundial para afrontar el abastecimiento de las generaciones futuras. En 2050 seremos 10.000 millones de personas, y no hay áreas para producir todo el alimento que será necesario.

Pero, ¿cómo se va a fabricar esta carne? Se hará a partir de réplicas de células madre, y se mezclará con grasa animal sintética y todos los nutrientes que se quiera. Es decir, será una carne hecha a la carta. Tendrá ventajas como que se podrá darle la forma que queramos, quitarle el hueso y, además, evitar añadirle sustancias como químicos o antibióticos.

Aún se tardarán 8 o 10 años en comercializar este producto, aunque ya hay previsiones de que en 2021 se pueda probar el pollo sintético. Además, ya han salido a la luz algunos datos sobre la aceptación de este producto entre los consumidores: el 30% estaría dispuesto a probarla, el 30% lo haría con reservas y un 40% lo haría para no consumir carne con antibióticos. Toda una declaración de intenciones que nos da muchas pistas sobre cuál va ser el futuro del sector cárnico en España.

SECTORES Y ÁREAS

Carnes
Carnes Sector
Frescos
Frescos Sector
Gran Consumo
Gran Consumo Sector