imagen-shopper

Aunque el precio es ahora un factor de decisión importante, en el caso de los productos frescos, el aspecto del producto sigue siendo lo más relevante.

Estamos en un año muy marcado por la inflación, en el que se están registrando crecimientos en valor cercanos al 10%. El precio está marcando las tendencias actuales y su peso en las decisiones de consumo está creciendo.

Aún así, hay cuestiones que siguen siendo importantes para los consumidores. Tras la pandemia, más de la mitad de los consumidores afirma que pasa más tiempo en casa, lo que lleva a un consumo más hogareño y a cocinar más en casa, donde los productos frescos son los protagonistas. Además, cuestiones como la sostenibilidad y la salud siguen siendo muy relevantes.

Nos encontramos ante un nuevo consumidor que ha cambiado la forma como se compra y consume los productos frescos y así lo demuestran los datos del estudio del comprador de productos frescos elaborado por AECOC ShopperView y MelendezXFrescos en colaboración con Patatas Meléndez.

Este es un sector muy importante para la economía del país y para los consumidores. Los productos frescos están presentes en las cestas de la compra de todos los hogares españoles. Y siguen siendo principalmente las mujeres las responsables de comprarlos.

Árbol de decisión de la compra

Lo más importante para el shopper es poder comprar productos frescos que tengan un buen aspecto a buen precio. Lo primero y más importante es que el producto sea atractivo a la vista y entre por los ojos. Y después ya entra en juego la variable precio para terminar de tomar la decisión de compra.

Hay otros aspectos que también son relevantes en función de la categoría que estemos hablando:

  • Carne: 60% tiene en cuenta el tipo de animal (pollo, ternera, cerdo…)
  • Pescado: 62% tiene en cuenta la frescura del producto
  • Frutas y hortalizas: 50% tiene en cuenta que sea un producto de temporada

La sostenibilidad como driver de compra

Para el consumidor, los aspectos relacionados con la sostenibilidad también son relevantes en sus decisiones de compra:

  • 52% compra productos frescos de proximidad
  • 32% pide que la producción sea respetuosa con el medioambiente
  • 17% tiene en cuenta que el pescado sea de pesca sostenible
  • 16% se fija en los sellos de bienestar animal a la hora de decidir si comprar un producto u otro

Pero los consumidores más allá de todos estos aspectos, en la compra de productos frescos lo que buscan es el consejo del experto. Casi la mitad reconoce que compra en función de lo que le recomienda su frutero, carnicero o pescadero de confianza.

El formato de compra

La mayoría de shoppers compran los productos frescos a granel o al corte en el mostrador de venta asistida. Los productos que se compran más envasados son los productos cárnicos. Un 60% compra carne fresca en el mostrador de libre servicio. En el caso del pescado, un 40% lo compra envasado congelado y en el caso de las frutas y hortalizas, uno de cada cuatro las compra envasadas ambiente en el mostrador de libre servicio.

Impacto de la situación inflacionista en la compra de productos frescos

Está claro que el aumento de precios afecta a la cesta de la compra de los hogares españoles. En el caso de la compra de productos frescos, un 77% nos dice que ha cambiado sus hábitos de compra y consumo debido al aumento de precios. Y el principal cambio es que ahora busca más productos en oferta o promoción. Incluso un 35% cambia de establecimiento buscando mejores precios y/o ofertas.

También se producen cambios en la composición de la cesta de la compra:

  • 57% compra menos cantidad
  • 33% compra más a granel o al corte
  • 23% compra productos de menor valor
  • Pero no todos los hogares se han visto afectados igual por la crisis, y algunos consumidores, alrededor de uno de cada cinco, nos dicen que no han cambiado sus hábitos y simplemente ahora gastan más en los productos que compran.

    Oportunidades y palancas de crecimiento para el sector de productos frescos

    1. El consumidor compra por la vista. 8 de cada 10 escogen el producto en función del aspecto, por lo tanto, es primordial que el producto tenga el aspecto óptimo.
    2. Buscar aliados. El 45% compra en función de lo que le recomienda el personal de la tienda.
    3. Trabajar en envases que se adapten a las demandas del consumidor. El 43% busca envases respetuosos con el medio ambiente.
    4. Transparencia: comunicar de dónde viene el producto. El 59% quiere conocer el origen del producto que compra ye l 52% tiene en cuenta que el producto sea de proximidad.
    5. Imagen de marca: mucho camino por recorrer. En el caso de los productos frescos, solo para el 23% la marca es relevante en su decisión de compra.