FUENTE:
Rosa Galende, C84
30/10/2018

Alex Puig,
Fundador de Caelum Labs
e impulsor de Alastria


Dice Alex Puig que blockchain es la tecnología más disruptiva desde la llegada de internet. Incluso que es el ‘nuevo internet’. Pero, ¿para qué sirve? ¿Por qué los bancos y grandes empresas están interesados en ella? ¿Qué puede aportar también a las pequeñas empresas y a la sociedad? Alex Puig, una autoridad en esta tecnología, ha fundado la empresa de soluciones blockchain Caelum Labs e impulsado la puesta en marcha de Alastria, una plataforma blockchain de ámbito nacional en la que participan grandes empresas como BBVA, Banco Santander o Repsol. Alastria permite el envío de ‘valor’ o propiedad a través de internet de forma legal, segura y rápida, optimizando procesos y eliminando burocracia. Con 300 empresas asociadas en España, pronto abordará su expansión internacional.

“Lo bonito de la tecnología es que por naturaleza no es buena ni mala, no ataca ni amenaza a nadie. Me sorprende mucho la gente que se siente amenazada por la tecnología”.


Rosa Galende: Usted es considerado toda una autoridad en blockchain, un gran experto…

Alex Puig: Nunca llegas a convertirte en un experto. Es imposible. Cada día hay cosas nuevas que aprender y tecnologías que cambian de nuevo las reglas de juego. Nuestro mundo vive un proceso de reinvención constante; si paras un momento y te despistas, el cambio te arrolla.


¿Qué es lo que le llevó a interesarse por blockchain?

Siempre me ha interesado la tecnología como solucionadora de problemas. Y me defino a mí mismo como ‘solucionador de problemas’. Voy a una empresa que tiene un problema, que no sabe cómo abordarlo, y busco la tecnología que lo solucione.

Al principio me interesé por las redes sociales porque vi el cambio que podían impulsar en la sociedad. Me interesé después por los bitcoin, lo que me llevo a adquirir conocimientos de economía, regulación… de todo lo que está alrededor del blockchain. Me apasionó y hoy en día sigo aprendiendo.


Explíquenos qué es blockchain y para qué sirve.

En lugar de explicar qué es, creo que es más interesante explicar para qué sirve. Internet nos permite enviar información de un lugar a otro con gran rapidez, pero no nos permite enviar propiedad o valor, algo que sí podemos hacer con blockchain.

Por ejemplo, si utilizando blockchain te envío la entrada para un concierto, cuando la recibes es tuya, con la máxima seguridad y garantía, y yo ya no la tengo. Además, al convertir cualquier cosa en digital, puedo programar cómo se tiene que ‘comportar’. Por ejemplo, puedo enviarte un archivo y que no puedas abrirlo hasta el día que esté programado. O enviar dinero a una ONG indicando que se utilice para pagar material informático o nóminas, pero no una mariscada en la playa.

Alastria. Es la plataforma blockchain más importante de España con 300 empresas asociadas.


¿Cómo visualiza el usuario esta tecnología?

Igual que internet. Blockchain es un protocolo base, una plataforma distribuida, que dota a internet de un sistema operativo para enviar y recibir valor. Nosotros creamos toda la parte de atrás para que por delante todo sea fácil para el usuario. Blockchain es un nuevo internet.


¿Quiénes están utilizando hoy blockchain?

En Davos se dijo que el 40% del valor digital estará sobre blockchain en pocos años. Ya hay bancos que lo están utilizando internamente. Nasdaq lo está utilizando para comprar y vender acciones. También hay una empresa que permite realizar intercambio de oro. El volumen de transacciones en criptomonedas o en assets digitales –activos digitales– sube cada día; estamos hablando de millones de transacciones al día.


Habla usted de criptomonedas, assets digitales… ¿representa blockchain una ‘amenaza’ para el sector bancario y otros actores económicos o es un aliado?

Bitcoin nació con la finalidad de separar ‘dinero’ de ‘Estado’ y ha creado su sistema financiero paralelo. No están atacando a nadie ni lo pretenden. Que el Banco Central se siente atacado porque hasta ahora tenía el monopolio de emitir moneda y ahora este monopolio se ha democratizado y se ha puesto en manos de la gente… Quizá. Que blockchain te permite ser nuestro propio banco… Quizá. En mi opinión, esta es una oportunidad para los bancos porque genera toda una serie de retos a los que un banco puede dar respuesta. Lo bonito de la tecnología es que por naturaleza no es buena ni mala, no ataca ni amenaza a nadie. Me sorprende mucho la gente que se siente amenazada por la tecnología.

Compartir. Blockchain permite crear sistemas de colaboración.


Bueno, se dice que blockchain puede cambiar el status quo de algunas organizaciones…

Y está bien que sea así, porque en muchos casos tienen una situación de monopolio y abusan de él. Blockchain cambia las cosas. Democratiza el acceso a los assets digitales. Por ejemplo, desde Alastria podemos hacer llegar esta tecnología a las pymes y hacer que la transformación digital no sea una cosa solo de las grandes empresas sino que llegue a todo el mundo, también a las PYMES y a los autónomos.


¿Cuáles son los beneficios que aporta esta tecnología a las empresas?

Los sistemas distribuidos o descentralizados como blockchain permiten compartir procesos e información. En las empresas hay muchos procesos duplicados. Cada una de ellas paga un proceso por separado sin ser capaces de colaborar. Blockchain permite crear estos sistemas de colaboración.

Te daré un ejemplo para entender esta colaboración y el ahorro que supone para todas las empresas. Cuando adquieren un nuevo cliente los bancos tienen que realizar un proceso de análisis para ver que todo está en regla. Y no lo hacen porque quieran, sino porque la regulación les obliga. Este proceso tiene un coste de 50 euros por usuario. Si esa persona abre una cuenta en otro banco, tienen que volver a hacer el proceso, con el mismo coste. Si todos los bancos de España fueran capaces de ponerse de acuerdo ese control se realizaría una sola vez, con un ahorro importante para las entidades bancarias.

Las pymes, por su parte, podrían utilizar blockchain para automatizar los sistemas de contabilidad, las altas de proveedores… y sería un gran beneficio para ellas.

En la actualidad estamos trabajando para suavizar muchísimo la presentación de impuestos trimestrales, que se haría de forma casi automática. Una de las cosas que podemos hacer es juntar cada pago con su correspondiente factura en la misma unidad de información, de tal manera que la conciliación sea automática. Para una pyme o un autónomo es un gran ahorro no tener que hacer gestión, ni contabilidad, ni cerrar caja y que todo cuadre. Y presentar sus impuestos sin ningún tipo de error.


¿Cómo puede una empresa empezar a trabajar con esta tecnología?

El proceso siempre es el mismo. Nosotros vamos a la empresa y les explicamos la tecnología, pero no les decimos lo que tienen que hacer, porque no somos expertos en su sector ni en su negocio ni en su empresa. Lo que hacemos es identificar con ellos los puntos de mejora. Después diseñamos prototipos y buscamos aliados, porque esta tecnología no tiene sentido para una sola empresa. Si, por ejemplo, hay cinco empresas que se facturan constantemente entre ellas, se realiza el proyecto conjunto de manera que todas salgan beneficiadas.


¿El precio es una barrera para hacer blockchain?

Estos son proyectos cortos y no muy caros, porque además no paga una empresa sino que comparten el coste entre muchas. El proyecto en el que trabajamos ahora es el coche conectado con blockchain, un prototipo que estamos realizando para Vodafone, Bip and Drive, Roca Junyent, Everis y otras empresas que se han puesto de acuerdo y lo pagan conjuntamente.


¿Pará qué se conecta un coche con blockchain?

Antes solo se podía instalar un programa en servidores separados, en silos de información; ahora, con blockchain los puedo juntar, colaborar y tener un programa que vemos todos. Uno de estos programas puede ser una identidad digital. Estamos trabajando mucho en identidades digitales tanto de personas como de asociaciones o coches. Si podemos desarrollar una identidad digital del coche y de los conductores podemos intercambiar información entre el coche, el conductor y las empresas, siempre cumpliendo con el GDPR (Reglamento General de Protección de Datos). Podemos verificar y firmar consentimientos, certificados. Puedo enviar el valor o una prueba de que soy un coche de energías limpias, que tengo menos de tantos kilómetros, que estoy al día de la ITV… todo esto lo puedo compartir a través de blockchain y automatizar procesos. Todo lo que hacemos con internet tradicional lo podemos hacer ahora con blockchain ahora de forma más eficiente, barata y segura.


El e-commerce, los asistentes de voz… ¿Son también territorio blockchain?

Todos los procesos en los que participan muchas empresas son territorio blockchain.

Una de las características de este programa es que puede guardar dinero. Yo puedo enviar dinero al programa que se bloqueará o desbloqueará según las condiciones que le indique. Y luego puedo definir el proceso de fabricación, de entrega, de compra… y según el smart contract el producto se irá liberando al transportista, a la persona que lo ha comrpado… Puedo definir cualquier proceso, colocarlo en blockchain y permitir que cualquier empresa o individuo, con su identidad digital definida en blockchain, pueda certificar cada uno de estos pasos.


Esta parece una base estupenda para el e-commerce.

Y podemos ir más allá. Podemos relacionar el código de cualquier producto –por ejemplo de un teléfono móvil– con un token en internet –componente de seguridad– que además tiene su propietario. Así, si Samsung fabrica mil móviles genera un token para cada uno de ellos, y le envía a la tienda cada móvil con su token. Cuando la tienda te vende a ti el móvil te entrega también el token de propiedad, de manera que tienes un ‘gemelo digital’. Tienes el móvil físico y un token digital que certifica la propiedad de tu móvil. Si te roban el móvil la propiedad sigue siendo tuya, así que tendríamos un Wallapop libre de productos robados.


Los hackers se las saben todas, ¿es blockchain seguro?

En los sistemas descentralizados basados en blockchain la información no está en un solo dispositivo, sino en una red de dispositivos. No es imposible que te rompan la seguridad de tu móvil y te roben cosas, lo que sí es muy difícil es que entren en la seguridad de todos. A día de hoy las cosas que estamos haciendo con Blockchain tienen la misma seguridad que las aplicaciones de los bancos. El separar todos los datos le añade una capa de seguridad. El hacker no tiene solo un punto al que atacar.

HACIA LA IDENTIDAD DIGITAL

“HOY TODO EL MUNDO TIENE TUS DATOS MENOS TÚ”


Rosa Galende: ¿Para qué nos sirve a las personas tener una ‘identidad digital’?

Alex Puig: La idea que hay detrás de la identidad digital es devolver el control de los datos a los ciudadanos, de manera que tú tengas tu identidad digital con tus datos y puedas controlar quién tiene acceso a ellos. A día de hoy todo el mundo tiene tus datos menos tú.

Esto tiene muchas ventajas. Si mis datos sólo los controlo yo y me cambio, por ejemplo, de domicilio, con cambiar este dato una sola vez ya les llega a todos mis proveedores, y siempre con mi autorización. Lo que más me gusta es que mantiene la privacidad. Blockchain no es una base de datos. Se guardan procesos, pruebas, accesos, pero no datos como tales. Y no se comercializa con ellos: la identidad digital no debería de ser un modelo de negocio para nadie.

RG: ¿Cómo se puede conseguir esa ‘identidad digital’?

AP: Cada vez habrá más aplicaciones que te permitirán obtener tu identidad digital. Las 300 empresas, asociaciones y universidades que formamos parte de Alastria, nos hemos puesto de acuerdo en compartir este modelo de identidad. Podrás conseguirla a través de cualquiera de nuestras empresas asociadas, pero luego pasará a ser tuya. La idea es que cada ciudadano tenga un buzón digital y ahí reciba toda la información de quien quiera. Toda comunicación con identidad digital va certificada, punto a punto, así que cuando nos llegue una factura de Gas Natural, por ejemplo, será totalmente segura porque irá encriptada.

RG: ¿Lo más potente de blockchain es la identidad digital?

AP: Sí, con diferencia. Es lo que tiene más impacto social, mucho más allá de enviar y recibir dinero.



Criptomonedas, bitcoins y blockchain. ¿Cuál es la relación entre estos términos?


Como he comentado, blockchain es la tecnología que nos permite cambiar valor (oro, entradas para un concierto…). El primer ejemplo que demostró que blockchain funciona fue bitcoin. 

Inicialmente los bancos centrales atacaron a bitcoin por el hecho de crear dinero, cuando son ellos los que tienen el monopolio. Ahora han visto lo ventajoso de esta tecnología, pero en lugar de reconocer su error siguen criticando a bitcoin, aunque admitiendo que su tecnología está bien. Han insistido en separar mucho bitcoin de blockchain como si fueran cosas distintas.

Bitcoin es una criptomodena como hay miles. Cada día surgen más aunque no sabemos realmente cuál de ellas es la que va a funcionar.


Háblame de Alastria.

Alastria es la plataforma blockchain más importante de España. Todas las plataformas de blockchain son, por definición, internacionales. Esto en lo relativo a regulación genera muchos problemas. No estamos haciendo nada ilegal pero queda fuera de la regulación, porque en su momento nadie se planteó que algo así pudiera existir. Con Alastria hemos creado una plataforma blockchain solo a nivel nacional, y la hemos dotado de unas condiciones de uso y un marco legal. El blockchain de Alastria no está basado en una criptomoneda, sino que lo que hacemos es representar euros como dinero electrónico, algo de lo que se ocupan los bancos, que son los únicos que pueden hacerlo por regulación, y creamos un sistema de intercambio de valor basado en smart contrats, procesos establecidos de colaboración entre empresas que nos permiten garantizar la trazabilidad y la seguridad en todas las transacciones. Y como solo trabajamos en España, tenemos regulación.

Talento. Muchas empresas contratan talento para decirle lo que tiene que hacer. A la gente hay que contratarla para que haga su trabajo.


¿Qué empresas forman parte de Alastria?

Empecé convenciendo a Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell, Repsol… Ahora alrededor de 300 empresas forman parte de Alastria, una asociación cuyo objetivo es hacer que la plataforma funcione.

El crecimiento que estamos teniendo está siendo espectacular. Hoy tenemos un equipo enorme y estamos planteándonos ser la identidad digital por defecto en España y expandirnos a nivel internacional, replicando Alastria en otros países. Tendríamos, por tanto, dos plataformas independientes cada una con su regulación y un conector para enviar estos procesos entre países.

Me costó muchísimo convencer a las empresas de esto, pero ahora es un monstruo en todos los sentidos. Que se hayan puesto de acuerdo todas estas empresas me parece espectacular. No he visto otro caso igual en el mundo.


¿Las grandes compañías han sido las primeras en ver el potencial de la tecnología y apoyado tu proyecto de emprendeduría?

A una tienda de la calle esto no le afecta. Le puede dar muchas ventajas competitivas, eficiencia, pero realmente no rompes. Si estás vendiendo frutas en el mercado, blockchain no te va a aportar. Las grandes empresas sí han tenido miedo porque les afecta a su volumen de negocio y muchas veces son intermediarios. Ha habido personas concretas dentro de las grandes empresas –intraemprendedores– que han apostado por esto a pesar de las dificultades y han convencido a mucha gente dentro de sus compañías.

Por otra parte, yo creo que a los emprendedores nadie les da jamás apoyo o soporte. Lo que quiere la gente es aprovecharse de nuestros conocimientos. Estamos aquí porque necesitamos esta red. Mi relación con corporate es buena. Hay grandes profesionales trabajando para estas empresas, pero a nivel ente pueden ser despiadadas. Por suerte yo trabajo con personas y estamos juntos estamos sacando adelante muchos proyectos.

Autocrítica. ¿Y si lo que nos están enseñando sobre cómo dirigir una empresa y cómo trabajar está mal?


¿Crees que las empresas tienen todavía concepciones antiguas que les impide avanzar más rápido en los proceso de digitalización?

Estamos muy lejos del cambio. Muchas empresas contratan talento para decirle lo que tiene que hacer. A mí me pasa muchas veces: me contratan y luego me dicen lo que tengo que hacer, y yo muy educadamente me voy. A la gente hay que contratarla para que haga su trabajo. Si me contratan para solucionar problemas es porque creen que yo puedo solucionarlos. Yo no contrato a gente para decirles lo que tienen que hacer, sino para que hagan su trabajo y que me digan cómo lo han hecho, que es lo interesante. Este cambio de mentalidad en la gran empresa no lo veo todavía. Veo demasiada política, demasiado interés personal por la situación de cada uno y poco por el proyecto en común. Creo que a nivel social hacen falta muchos cambios en pequeñas y grandes empresas.

Nosotros aquí somos un grupo de 15 personas con intereses comunes. Y vamos a seguir creciendo porque tenemos una demanda espectacular. Tienen una media de 25 años y una forma de trabajar distinta, que potencio porque me parece genial.

“Los médicos van a desaparecer. El diagnóstico lo harán las máquinas. Cálculos que hoy tardan meses se realizarán en días”, explica Alex Puig.


¿Qué consejo darías a las empresas para enfrentar a las nuevas tecnologías y el talento joven que llega?

En primer lugar deberían admitir la incompetencia. Suena duro, pero es que yo en mi día a día me siento muy tonto por todo aquello que no sé. Y cuando hago algo lo primero que pienso es en cómo puedo mejorarlo.

Muchas empresas no abordan de verdad la transformación digital porque piensan que lo están haciendo todo bien. No hay autocrítica. No se platean, ¿Y si lo estoy haciendo mal? Y no me refiero a quitar esto de aquí y ponerlo allí, sino a replantearse las bases. Todos han aprendido de la misma escuela de negocios, tienen las mismas fuentes y van a un mensaje único que, por cierto, está obsoleto.

Si te planteas, ¿y si lo que nos están enseñando sobre cómo dirigir una empresa, cómo trabajar y cómo conciliar vida profesional y personal está mal? Nosotros nos pasamos el día resolviendo los problemas a los demás porque vemos muchas cosas que están mal. También hay gente en las empresas que lo ven –intraemprendedores–, pero son pocos y no están suficientemente valorados. Yo siempre les hago la misma pregunta, si tuvieras que hacerlo todo desde cero, ¿qué harías?


¿Cómo crees que va a evolucionar la tecnología blockchain?

Va a convertirse en una tecnología transparente. ¿Ves hoy a gente explicando en conferencias qué es internet y para qué sirve? El uso de blockchain se normalizará. Habrá tecnologías cada vez más seguras y rápidas, podremos optimizar procesos, eliminaremos el papel de la burocracia… Ya estamos viendo la forma de relacionarnos con ayuntamientos, con el Estado, con los servicios. Habrá más eficiencia y más tiempo libre.


¿Qué será lo próximo?

Computación cuántica que permitirá un poder de cálculo exponencial: cálculos sobre genética, sobre medicamentos… Los médicos van a desaparecer. Habrá personas con una gran empatía que nos contarán nuestro problema pero el diagnóstico de lo que nos pasa lo harán las máquinas. Cálculos que hoy tardan meses se realizarán en días.

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Transformación Digital
Transformación Digital Área