FUENTE:
TDN | Tendencias de Negocio

Rosa Galende

20/07/2017

Smart cities. Smart agriculture. Smart factory. Smart logistics. Smart health. De la mano del ‘internet of things’ (iot o internet de las cosas) todos los objetos que nos rodean se vuelven ‘inteligentes’ y nos aportan información útil para que podamos tomar mejores decisiones. Se trata de optimizar el uso de los recursos disponibles, mejorar la productividad y generar un impacto positivo en el entorno y la sociedad. El mundo que se está construyendo gracias a internet de las cosas es el campo de trabajo de Alicia Asín y David Gascón, dos jóvenes emprendedores que hace 10 años fundaron Libelium. desde Zaragoza Libelium provee al mundo de sensores que conectan el mundo real -físico- con la nube. Porque los sensores “son la forma que tiene un ente sin capacidad comunicativa de darnos información por sí mismo”. Hoy esta compañía da empleo a 70 personas, factura 5 millones de euros, crece a un ritmo del 20% anual y es todo un referente mundial en iot, con proyectos en 120 países del mundo.

Las claves de Libelieum

  • Empresa de hardware global que no depende de la localización.
  • No compite con los grandes actores del sector, colabora con ellos.
  • Diversifica para multiplicar sus posibilidades.

 

libelium-ok

Adrián Gascón y Alicia Asín, cofundadores de Libelium

“Desde sus orígenes internet ha conectado a las personas a través de páginas web, chats, emails… ¿Por qué no interconectar también la red a un coche, una casa, un árbol, una ciudad o una carretera de manera que nos puedan ‘hablar’?”, se preguntaban hace 10 años David Gascón y Alicia Asín, dos recién licenciados en ingeniería informática por la Universidad de Zaragoza. En ese momento nadie hablaba de internet de las cosas. Se hablaba simplemente de sensores inalámbricos, pero el objetivo era el mismo: expandir los límites de internet conectando el mundo real a nube.
De carácter emprendedor, con muchas ganas de hacer cosas y poca aversión al riesgo, David y Alicia deciden montar su empresa en su Zaragoza natal, una ubicación excelente, porque “con el AVE las distancias con Barcelona y Madrid se han acortado y sin embargo lo costes de alquiler son significativamente inferiores”. 

La inversión inicial fue de 3.000 euros -el mínimo necesario para crear una SL-. En ese momento, según comentan, hubiera sido relativamente fácil encontrar un business angel que financiara el proyecto con cincuenta o cien mil euros. Pero ellos querían valerse por sus propios medios. Sentían que hacerlo de otra forma “sería como vender la empresa antes de tenerla”. Además, en su caso, aunque necesario, el dinero no era el mayor obstáculo. “El dinero es menos importante cuando los mismos que crean la empresa son los que pueden generar el valor”, comentan. Y durante los primeros años ellos dos generaban todo el valor, ocupándose del core del negocio, del marketing, las finanzas… 

No obstante, innovar en el mercado profesional de la electrónica lleva tiempo y requiere importantes inversiones. Desarrollar un producto lleva 3 o 4 años, máxime si el equipo es pequeño, y el proceso de certificación es largo y costoso. Con el fin de asegurarse la viabilidad de la empresa, David y Alicia tomaron dos decisiones importantes, que han sido claves a lo largo de estos años.

  • Por una parte, decidieron participar en todos los premios que tuviesen una dotación económica: premios de innovación, tecnología, plan de empresa… Y tuvieron la suerte de ganar muchos de ellos. 
  • Por otra, decidieron vender a la “comunidad maker” -aficionados a la electrónica- todos los desarrollos parciales que fueran sacando. Es decir, en lugar de tener un gran producto y venderlo por miles de euros, como haría una empresa con muchos recursos, lo que hicieron fue venderlo por partes a los particulares aficionados a la electrónica de consumo.
     

Tras una década de esfuerzo, Libelium factura en la actualidad 5 millones de euros y crece de forma estable a un ritmo del 20% anual y es todo un referente mundial en IoT.

Banner-TDN-Suscripción-2

SECTORES Y ÁREAS

TDN
TDN Área
Transformación Digital
Transformación Digital Área