Actualidad/ Noticias

10/02/2021

AECOC INFO | Autoridades mundiales recomiendan el uso de los estándares de GS1 para garantizar la seguridad en el proceso de vacunación contra el COVID-19

AECOC INFO | Autoridades mundiales recomiendan el uso de los estándares de GS1 para garantizar la seguridad en el proceso de vacunación contra el COVID-19

Valora el interés de esta noticia

AECOC INFO | Autoridades mundiales recomiendan el uso de los estándares de GS1 para garantizar la seguridad en el proceso de vacunación contra el COVID-19

SECTORES Y ÁREAS

Salud
Salud Área

La seguridad y la confianza son elementos clave para el éxito del proceso global de vacunación contra el COVID-19. Así lo expone el informe de Deloitte ‘Securing Trust in the Global COVID-19 Supply Chain’, que apunta a la necesidad urgente que existe para la adopción universal de estándares globales que garanticen la distribución rápida, eficiente y segura de la vacuna. “La adopción de los estándares y los códigos de barras de GS1 -gestionados en España por AECOC- añaden un elemento de confianza a lo largo de toda la cadena de suministro y también para la población”, expone el documento.

Los estándares globales y los códigos de barras de GS1 permiten a los fabricantes farmacéuticos, a las empresas de distribución y a los proveedores del sector salud seguir los protocolos y las medidas de seguridad necesarias para transmitir confianza a la población, tanto en la eficacia de las propias vacunas como en la seguridad de su proceso de administración. Una cuestión crítica en España ya que, según una encuesta del Foro Económico Mundial con datos de septiembre, un 28% de los españoles manifiesta sus dudas a la hora de administrarse la vacuna, dos puntos por encima de la media mundial.

Tecnología contra la falsificación de vacunas

Los códigos de barras de GS1 identifican de forma única y segura los productos médicos durante toda la cadena, desde los laboratorios y centros de testeo hasta los lugares en que se administran. Así, los estándares facilitan el rastreo de las vacunas y minimizan el riesgo de caducidad de las dosis y de la aparición en el mercado de vacunas falsas. A pesar de que los estándares de GS1 son cada vez más comunes en el sector salud, aún no se aplican a nivel universal.

El informe de Deloitte define los sistemas de información relativa a las vacunas (como el identificador de producto, el número de lote y su fecha de caducidad) “esenciales para que los proveedores del sector salud puedan administrar las vacunas con confianza”. De hecho, el estudio destaca que “la OMS recomienda que todas las vacunas estén identificadas con esta información a través de códigos de barras estandarizados”. Instituciones como GAVI (The Vaccine Alliance) y Unicef también requieren el uso de los estándares GS1 en el embalaje de las vacunas.

“La investigación, colaboración e inversión sin precedentes destinada a la vacuna del COVID-19 ha traído esperanza. Sin embargo, el mundo encara ahora un enorme reto de distribución y administración, en el que los estándares globales de identificación juegan un rol crítico. Países de todo el mundo están llevando a cabo campañas masivas de vacunación bajo una gran presión de tiempo, mientras el virus sigue matando a miles de personas cada día. Los estándares globales pueden ayudar a reducir la presión que existe sobre el sector salud y minimizar las opciones de error. GS1 está al lado de todos los actores implicados en este proceso para afrontarlo con éxito”, indica el presidente y CEO de GS1´-La organización mundial líder en estándares para los negocios a la que AECOC representa en España- , Miguel Lopera.

Hoy más de 70 países tienen regulaciones sanitarias o requerimientos de asociación comercial para que el sector utilice los estándares de GS1. Estos países confían en los códigos de barras de GS1, en los que se introduce la información referente a las vacunas, para reducir errores en la cadena de suministro y permitir su trazabilidad.

Dado que algunos países están experimentando dificultades para rastrear la vinculación de las vacunas con los pacientes en el punto de administración, el informe de Deloitte señala que «es importante identificar y etiquetar las vacunas para saber con precisión qué paciente recibió qué vacuna y cuándo». La identificación única a nivel mundial y los códigos de barras GS1 pueden asegurar esa tarea crítica.