Actualidad/ Noticias

20/03/2020

La cadena logística refuerza la colaboración para responder a los retos del COVID-19

La cadena logística refuerza la colaboración para responder a los retos del COVID-19

Valora el interés de esta noticia

La cadena logística refuerza la colaboración para responder a los retos del COVID-19

SECTORES Y ÁREAS

COVID-19
COVID-19 Área
Logística y transporte
Logística y transporte Área

AECOC recuerda la necesidad de seguir las indicaciones del Ministerio de Transporte, que exige a los centros logísticos y de suministro de combustibles que pongan a disposición de los transportistas servicios básicos, como los aseos y puntos de restauración, en caso de tenerlos.

Ante la situación de emergencia generada por el COVID-19, AECOC quiere poner en valor el esfuerzo llevado a cabo por toda la cadena logística, que en la última semana está movilizando todos sus recursos técnicos y humanos para garantizar el aprovisionamiento de los productos de primera necesidad en todo el país.

En estos días, los diferentes eslabones de la cadena de valor han reforzado su colaboración para responder a los retos planteados por una situación inesperada. En este sentido, AECOC anima a las empresas a mantener la cooperación y recuerda a los diferentes actores implicados la necesidad de facilitar la operativa y el día a día de todos los trabajadores del sector, como operarios, cargadores y transportistas, entre otros.

“El transporte juega un papel fundamental a la hora de dar respuesta a las exigencias de un momento tan complejo e inesperado como el actual, por lo que agradecemos el compromiso y la excelencia con la que está respondiendo la cadena de transporte”, ha expresado el director general de AECOC, José María Bonmatí, que también ha agradecido a los transportistas “el sobreesfuerzo que están realizando para hacer llegar todos los productos de primera necesidad a los puntos de venta”.

Del mismo modo, AECOC requiere a todos los agentes a que mantengan el cumplimiento de las medidas previstas por el MITMA, que obliga a los establecimientos de combustible y centros de carga y descarga a poner a disposición de los conductores profesionales que paren en sus instalaciones los servicios de aseo y de restauración, siempre que dispongan. En la misma línea, los centros logísticos deben tener presente que no es obligatorio que los transportistas usen mascarillas o guantes de protección para realizar su trabajo, que en la circunstancias actuales escasean y son destinados, prioritariamente, a servicios médicos.

Medidas de prevención en el transporte

Para contribuir a la creación de unas condiciones de trabajo adecuadas en esta situación de excepcionalidad, el área de Logística y Transporte de AECOC ha desarrollado un protocolo de actuación para las actividades del sector, que tiene como objetivo prevenir la propagación del virus entre el personal y operarios de almacenes y centros logísticos, así como entre conductores que prestan servicios de transporte de mercancías para otras empresas.

El documento cuenta con las medidas preventivas básicas recomendadas por las autoridades sanitarias -como la necesidad de lavarse las manos frecuentemente, evitar toser o estornudar sobre la mano o mantener el contacto directo con otras personas-, recomendaciones generales para cualquier puesto de trabajo que no pueda realizarse con teletrabajo, y recomendaciones específicas tanto para trabajadores de almacenes y centros logísticos como para transportistas.

El documento recoge, entre otras, medidas preventivas contra el COVID-19 tanto para los y operarios de almacenes y centros logísticos como para transportistas y conductores, entre las que figuran:

  • • Mantener las medidas preventivas básicas que aplican a la población general.
  • • Usar obligatoriamente los E.P.I.s facilitados por las empresas y, específicamente, los relativos a la asepsia personal, como el gel desinfectante.
  • • Enviar por vía telemática los protocolos de seguridad y prevención del centro, previamente a la llegada de los transportistas a las instalaciones.
  • • En operaciones de carga y descarga, disponer de los medios para que se llevan a cabo con la mayor celeridad posible. Se recomienda delimitar un área de actuación cuando sea el transportista quien cargue o descargue el camión, y mantener siempre la distancia interpersonal mínima de 1 metro con el conductor o transportista.
  • • Aplicar productos desinfectantes tras cada uso de maquinaria o equipos propios del centro que puedan ser utilizados por diversas personas.
  • • Evitar el contacto físico en la entrega y recepción de albaranes y fomentar el intercambio electrónico de estos documentos.
  • • Limitar al máximo el acceso a zonas distintas del almacén o zona de trabajo salvo que sea estrictamente necesario.
  • • Permanecer en la cabina del vehículo el máximo tiempo posible durante la estancia en las instalaciones, salvo en operaciones de carga o descarga o para acceder a los servicios de aseos y alimentación.