06/04/2017

El ex vice primer ministro de Reino Unido, Nick Clegg, asegura en el marco de la Asamblea General de AECOC que “la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea, de manera radical, abandonando el mercado único y la unión aduanera, es uno de los actos de autolesión más extraordinarios tomados por un país democrático en la era moderna”. En relación a esta salida dura de la Unión, Clegg ha asegurado que la primera ministra ha antepuesto los intereses del partido a los intereses de la nación y ha añadido que ya es hora de pensar en estos últimos. Clegg ha afirmado estar convencido de que, en el futuro, los británicos se arrepentirán de su decisión de salir de la UE, especialmente el 70% de los jóvenes que votó quedarse en la UE y que va a tener que aceptar las duras consecuencias de un futuro que, además, no ha decidido. 

El que fuera vice primer ministro en el gobierno de David Cameron ha indicado que “una vuelta atrás en el Brexit es posible, pero también improbable”. En este sentido ha manifestado que los británicos decidieron el qué, pero no el cómo, por lo que sería necesario consultar sobre si quieren un Brexit “rápido o lento, duro o suave”. 

En relación al futuro de la City londinense, Clegg ha afirmado que no va a caer de un día para otro pero sí que probablemente una parte va a sufrir y que en los próximos meses vamos a ver bancos que se desplazan a otras ciudades europeas, como Irlanda o París. Clegg ha añadido que el futuro de la City depende en gran medida de los detalles del acuerdo de salida del Reino Unido de la UE y de su capacidad para mantener su ventaja respecto a otras ciudades. El político británico ha explicado que si bien los problemas de la eurozona se están aliviando en los últimos meses – por ejemplo, en desempleo –, esto no nos debe llevar a la complacencia y ha recordado que “la eurozona está fundada sobre cimientos débiles”. 

Competitividad para dinamizar el consumo y generar empleo 

En el marco de la Asamblea General de AECOC, que reúne en Barcelona a cerca de 200 directivos de las compañías líderes de la industria y la distribución del gran consumo, el presidente de la Asociación, Javier Campo, analiza un año marcado por el crecimiento, si bien advierte que la recuperación económica ya no tendrá, en nuestro país, la intensidad experimentada en los dos últimos años. Así, mientras el 2016 se ha cerrado con un incremento del PIB del 3,2%, las previsiones para el 2017 son de un crecimiento del 2,5%; una cifra que según los analistas descenderá hasta el 2% en 2018. 

En opinión de Javier Campo, “la buena noticia es que el crecimiento del PIB se ha traducido en creación de empleo y eso ha hecho que el índice de confianza del consumidor haya crecido con mucha fuerza. No hay que olvidar que la renta bruta disponible de los hogares es uno de los elementos clave para el crecimiento del consumo y este año ha alcanzado los niveles de 2008. En este momento, de hecho, la renta bruta disponible es algo superior a la del inicio de la crisis, lo que está favoreciendo el consumo en los hogares y va a facilitar que se siga creando empleo. Mejorar la competitividad, ha añadido el presidente de AECOC, es clave para nuestro crecimiento económico; hasta ahora la mejora de competitividad ha ido de la mano de la bajada de los costes laborales unitarios, pero eso ya no se va a mantener porque, tras superar la crisis, las personas esperan ver incrementados sus salarios y por el impacto de la inflación. Por ello, la mejora competitiva ha de ir ligada a un aumento de la productividad.

SECTORES Y ÁREAS

Corporativo
Corporativo Área
Economía
Economía Área