Actualidad/ Noticias

20/07/2021

Las empresas reclaman a la administración flexibilidad, plazos y ayudas para avanzar hacia una logística urbana sostenible

Las empresas reclaman a la administración flexibilidad, plazos y ayudas para avanzar hacia una logística urbana sostenible

Valora el interés de esta noticia

SECTORES Y ÁREAS

AECOCInfo Área

La colaboración entre empresas y administraciones para el diseño de modelos eficientes y sostenibles de movilidad urbana fue uno de los ejes de debate del Congreso AECOC de Smart Distribution, celebrado este año en formato online. Según los datos de la encuesta entre empresas presentadas por la Asociación, el 61,5% de las compañías están a favor de la creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en los núcleos urbanos de las grandes ciudades, pero siempre que se haga bajo un mismo marco regulatorio y en colaboración con los actores de la logística urbana.

Así lo constataron las empresas participantes en el congreso. El VP Sales para España de Coca Cola, Aitor Arteaga, consideró que en la creación de las ZBE “hay que tener en cuenta a los cientos de miles de empresas y autónomos que dependen de la última milla y a los que tenemos que cuidar”. En este sentido, reclamó a la administración “flexibilidad, plazos y ayudas” para que las empresas puedan adaptarse a las nuevas regulaciones y acometer inversiones necesarias para avanzar hacia una logística más sostenible, como la renovación de sus flotas de vehículos.

En el mismo sentido se expresó el director de logística, planificación de la demanda y de la distribución de Pascual, Pedro Marín. “La administración pública debe ser sensible con todos los actores que interactúan en los centros urbanos y, para lograrlo, hay que buscar soluciones colaborativas para llegar de la forma más eficiente a los negocios, reduciendo el impacto medioambiental”.

Por su parte, el director general de la unidad de distribución propia de Mahou San Miguel, Javier Guerrero, consideró que medidas como la creación de las ZBE “son el camino a seguir, pero hay que entender el impacto económico que generan”. Guerrero también cuestionó que la creación de hubs urbanos sea una solución global para solucionar todos los retos de la distribución urbana de mercancías, al menos para el suministro del sector Horeca. “Ya contamos con centros logísticos a cinco o diez quilómetros del centro de las ciudades, por lo que estos hubs pueden solucionar algunas situaciones, pero no son la solución global hacia la que debemos ir”.

Las empresas de distribución alimentaria, en cambio, sí creen que los hubs urbanos son una solución para las casuísticas de su logística urbana. “De hecho, nuestra apuesta está siendo la creación de naves de preparación de pedidos en las ciudades para el reparto del e-commerce de alimentación; debemos estar cerca de los puntos de entrega”, explicó el director de transportes de El Corte Inglés, Eduardo López.

El director de logística de Supermercados Masymas, Francisco Carreño, reforzó el mensaje de López, reclamando a la vez el liderazgo de las ciudades. “Deben echarnos una mano en cuestiones como la creación de los hubs urbanos y solucionar situaciones, como las diferencias que se producen en las restricciones de entrada de ciudades que son colindantes”.

E-commerce y digitalización de la logística urbana
El crecimiento del e-commerce ha sido uno de los cambios provocados por la pandemia más evidentes. Las empresas participantes en el evento han dado algunos datos que lo demuestran: Mango prevé cerrar 2021 con una facturación de venta online de 1.000 millones de euros en venta; Amazon cuenta ya con 1.300 pymes españolas que venden sus productos a través de su marketplace; y los datos de Veepee apuntan a que el 19% de las ventas globales de moda ya son online, mientras que el 59% de las marcas de moda ven en el digital su principal canal de distribución.

Este crecimiento también supone nuevos retos para la logística urbana. Para responder tanto a este incremento de la demanda como a las condiciones para la distribución urbana de mercancías, el responsable de operaciones de GLS en España, Juan Sandes, aseguró que, con la pandemia, las empresas de paquetería “han hecho transformaciones previstas para dentro de cuatro años en cuatro meses”.

Sandes aseguró que la sostenibilidad está en el centro de todas las operaciones de las empresas de entrega vinculadas con el e-commerce y reclamó un cambio cultural para seguir respondiendo a este modelo. “Las entregas en puntos de recogida dentro de las ciudades representan el 50% de las operaciones de e-commerce en Europa, el 80% en países del norte del continente y en España no pasa del 15%. Es una alternativa sostenible, porque es agrupada, y rentable, porque permite hacer una entrega y no diez, casa por casa”,.

Junto a la sostenibilidad, la tecnología está jugando un papel determinante para configurar el modelo de reparto del e-commerce. Así lo afirmó el director de ventas en España de Paack. “Nos apoyamos en los datos para asegurarnos que hacemos los mínimos quilómetros e intentos posibles en cada entrega”.

El director comercial de Method-Logistics, Carlos Cogollos, apuntó a un reto añadido y que quizás no entraba en la ecuación del e-commerce antes de la pandemia. “Los consumidores cada vez están más dispuestos a comprar online también productos de gran volumen. Esto era impensable no hace tanto y supone un reto añadido a la hora de acometer la distribución de estas mercancías más grandes den los centros urbanos”.