FUENTE:
Àngels Segura

Juntos, todos los eslabones de la cadena de los productos del mar, deben hacer frente a diferentes retos que comprometen su desarrollo como sector. Enumeramos a continuación siete aspectos en los que hace falta seguir evolucionando para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

  • 1. CONOCER MEJOR AL CONSUMIDOR.El sector cada vez está más profesionalizado y cada vez conocemos más tanto al consumidor como al no consumidor de productos del mar. Sin embargo, sigue siendo una asignatura pendiente que deben tener en cuenta las empresas, a parte de la calidad del producto y su origen. En eventos como el Congreso de Productos del Mar de AECOC, uno de nuestros focos pasa por ayudar a acercarnos al consumidor para adaptarnos mejor a sus necesidades. Debemos conocer quién es, qué productos consume, a través de qué canales, qué palancas pueden activar su consumo.
  • 2. MÁS PROMOCIÓN. La promoción para aumentar el consumo de productos del mar sigue siendo una estrategia a potenciar. Diversas iniciativas ya nos han demostrado que realmente este aspecto puede mejorar, pero seguimos necesitando mucha coordinación sectorial para empren-der acciones de promoción que comuniquen los beneficios del con-sumo del pescado, que den a conocer el producto al consumidor y le inciten a consumirlo.
  • 3. MEJORAR LA EXPERIENCIA EN REFRIGERADOS Y CONGELADOS.
    – Fabricantes y distribuidores deben seguir colaborando en el pun-to de venta para mejorar la clasificación y ubicación en las estan-terías de pescado refrigerado y congelado. También deben mejo-rar la comunicación, la ubicación y el merchandising del producto.
    – Ejemplos internacionales. En otros países, como Alemania, vemos grandes secciones de productos congelados perfectamente ubicados, identificados y comunicados. En países como Reino Unido, las secciones de refrigerados, dado el amplio número de referencias de la sección, tienen una clasificación de productos muy bien definida que permite encontrar fácilmente el producto en el mostrador y una sensación mucho más clara de orden y mejora de la experiencia de compra.
  • 4. ANISAKIS
    – Gestión en toda la cadena. Sin duda, el anisakis es una de las principales problemáticas que debe afrontar el sector. Es necesario que cada eslabón de la cadena se responsabilice de aplicar buenas prácticas para minimizar y disminuir la afectación de anisakis en el producto. Obviamente las buenas prácticas son funda-mentales en origen, pero ello no exime al resto de la cadena, ya que también es necesario aplicar acciones de prevención en cada uno de los eslabones.
    – Mensaje unificado. Además, es básico coordinar bien la comuni-cación a lo largo de toda la cadena para transmitir un mensaje unificado al consumidor.
  • 5. SOSTENIBILIDAD Y EFICIENCIA
    – Acciones para mejorar la sostenibilidad y la eficiencia en recursos y procesos. Hoy la escasez de materias primas es una realidad. Las empresas emprenden acciones para garantizar la sostenibilidad de los recursos a través de buenas prácticas y acuerdos con proveedores. Además, los agentes de toda la cadena deben buscar medidas que fomenten la sostenibilidad a través del ahorro. Por ejemplo, utilizando envases más ecológicos (pool de cajas), mejorando la gestión de residuos, eliminando bolsas de plástico, investigando en bandejas de plástico más respetuosas con el medio ambiente, etc. La salud del planeta y de los recursos mejora si estas acciones se realizan de forma global y no individual.
    – La innovación e investigación en mejoras a para la eficiencia que permitan disminuir los residuos, la cantidad de energía utilizada y la contaminación redundan en una mejora para el recurso .
  • 6. TRAZABILIDAD HASTA EL CONSUMIDOR
    – Transmitir información de forma fácil y rápida. Según el Reglamento 1379/2013 de la Organización Común de Mercados, desde hace unos años existe la obligatoriedad legal de transmitir datos de producto al consumidor final (zona de captura o cría, categoría de arte de pesca, etc.). Las empresas están obligadas a trasladar la información de trazabilidad a lo largo de la cadena. La manera de trasladar estos datos de forma veraz en la tablilla del mostrador del punto de venta o al consumidor final sigue siendo un reto al que deben enfrentarse las empresas.
    – Coordinación y automatización. En un producto como el pesca-do, con flujos extremadamente tensos, cuando se trata de gran-des empresas con numerosos proveedores, plataformas y puntos de venta, la transmisión de esta información requiere mucha coordinación y automatización para evitar errores. Desde AECOC seguimos trabajando para que la gestión de la información se realice a través de sistemas estandarizados de transmisión y etiquetado de productos GS1.
  • 7. FORMACIÓN. La buena formación de profesionales que conozcan el producto y sepan manipularlo, tanto en el punto de venta como en empresas proveedoras, sigue siendo uno de los puntos más importantes para vender el producto de forma diferencial. En este sentido, necesitamos seguir avanzando en planes formativos de capacitación de los trabajadores del sector con el que puedan ofrecer un excelente servicio al consumidor y eficiencia en las líneas de producción.

SECTORES Y ÁREAS

Productos del Mar
Productos del Mar Sector