FUENTE:
Albert Anglarill

Gerente de Innovación y Desarrollo de Proyectos de AECOC

Hacia un ecosistema más eficiente y sostenible

La digitalización y la sostenibilidad están redefiniendo la movilidad. El transporte del futuro será intermodal, eléctrico, personalizado, eficiente y conectado. ¿Cuáles son las principales tecnologías que impulsarán este cambio? ¿Qué iniciativas han lanzado las empresas para adaptarse a él? ¿Cuáles son los retos que plantea la movilidad del mañana?

La movilidad es un sector en profunda transformación gracias a las nuevas tecnologías digitales y a la preocupación medioambiental, que generarán un nuevo ecosistema más eficiente y sostenible. La autonomía avanzará de forma progresiva, pasando por diferentes grados antes de que los coches autónomos circulen por nuestras calles.

El futuro se caracterizará por innovaciones tecnológicas y nuevos modelos de negocio que tratarán de optimizar los trayectos, incrementando el factor de utilización de los activos y minimizando sus costes (ver tabla). Los vehículos autónomos, gestionados principalmente por operadores de flotas, ofrecerán servicios de transporte. Por su parte, los usuarios podrán solicitar ser recogidos por un vehículo sin conductor y viajar del punto A al punto B de manera eficiente, segura y económica, incluso compartiendo el trayecto con otra persona.

iStock-913581158

El transporte de mercancías

La integración de toda la información en tiempo real permitirá que las mercancías se entreguen en el lugar y en el momento adecuado por el método más eficiente. Surgirán nuevas alternativas y proveedores de última milla, y los minoristas podrán seleccionar a través de marketplaces la opción de entrega que mejor se adapte al cliente.

Gracias a no tener la necesidad de un conductor y de compartir los activos y trayectos, los costes de entrega disminuirán enormemente. Las nuevas alternativas para el transporte de última milla permitirán adaptarse mejor a las necesidades de los clientes mientras se reducen la congestión en las ciudades y los tiempos de entrega. La tecnología también facilitará la transparencia y la trazabilidad, y los clientes podrán conocer en todo momento el estado exacto de sus pedidos.

Todas estas tendencias impulsarán el crecimiento del ecommerce (se estima que a nivel mundial crecerá de media un 25% anual hasta 2020). Además, se reducirán los accidentes y las emisiones, mejorando la calidad de vida en las ciudades y reduciendo la contaminación del medio ambiente.

1551448266506

EL CONTEXTO ACTUAL DE LA MOVILIDAD

  • El 52% de la población mundial vive en ciudades y representa el 80% del PIB.
  • Más del 80% de la población que vive en ciudades está expuesta a niveles de contaminación del aire superiores a los admitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • En 2017, el número de vehículos eléctricos (VE) en el mundo creció un 57% hasta alcanzar los 3,1 millones. La venta de VE representó el 1,5% del total de vehículos vendidos.
  • En 2016, la venta online supuso el 8,4% del total del retail mundial, un 14% superior a 2015.
  • Los vehículos privados se encuentran aparcados el 95% del tiempo. En EE.UU., el 52% de las personas que han utilizado servicios de movilidad compartida se plantean la necesidad de tener un vehículo propio.
  • La congestión del tráfico en las ciudades supone hasta 100 horas de media perdidas cada año. En Madrid, los conductores perdieron de media 41 horas en atascos durante 2017.

Mercancías. La integración de toda la información en tiempo real permitirá que se entreguen en el lugar y en el momento adecuado por el método más eficiente.

Algunas iniciativas pioneras

Las grandes compañías y muchas startups ya están desarrollando e implementando nuevas soluciones para adaptarse a la movilidad del futuro: tecnologías basadas en analítica avanzada para la optimización de rutas y de la capacidad de transporte, nuevos medios de transporte tanto para mercancías como para pasajeros como los drones o los vehículos autónomos, etc.

A continuación, algunos de los ejemplos más relevantes:

  • El camión eléctrico de Volvo. La compañía ya comercializa un camión completamente eléctrico para el transporte de mercancías dentro de las ciudades. Tiene una capacidad de 16 toneladas, una autonomía de 300 km y una carga rápida de 1-2 horas. Cuenta con un programa de reutilización de baterías, dándoles una segunda vida como almacenamiento eléctrico.
  • El marketplace del transporte de DHL. Saloodo es un marketplace que pone en contacto a transportistas con empresas que necesitan transportar mercancías. Así, los primeros pueden ofrecer la capacidad libre de sus vehículos para optimizar sus trayectos, mientras que las empresas pueden encontrar diferentes precios y condiciones que se adapten a sus necesidades. La plataforma permite hacer un seguimiento preciso de los paquetes. Opera desde 2016, con un crecimiento exponencial en varias ciudades europeas.
  • El servicio de entrega en el maletero de Amazon Key. Los clientes de Amazon pueden autorizar a que se le entreguen sus compras directamente en el maletero del coche gracias a una app compatible con algunos modelos de Chevrolet, Buick, GMC, Cadillac y Volvo. La iniciativa también incluye la entrega de pedidos en el domicilio del cliente sin necesidad de que se encuentre en casa.
  • La entrega colaborativa de Carrefour. Merci Voisin (Gracias Vecino) es una plataforma que conecta a clientes de Carrefour que quieren aprovechar sus trayectos para realizar entregas remuneradas de paquetes de terceros. La iniciativa ya se aplica en cuatro supermercados de París.
  • Los centros de distribución de Darkstore. Startup que ofrece servicios de reparto rápido (1 hora o en el mismo día) para la venta online de las empresas. Su modelo reside en situar centros de distribución en las ciudades. Las empresas seleccionan los productos que quieren que tengan un reparto más rápido y menos costoso y lo almacenan directamente en estos centros. Cuando se vende el producto, Darkstore contrata el servicio de transporte de última milla más eficiente.
  • La entrega con patinetes eléctricos de Geever. El sistema de entrega de esta startup fracciona la última milla en dos fases. La primera consiste en el acceso a una red capilar de microalmacenes de proximidad en las ciudades en franjas horarias poco congestionadas. La segunda consiste en la distribución con patinetes eléctricos. Geever se encuentra en fase de expansión impulsada por el operador logístico DistriCenter, ya establecido en Barcelona.
  • La motocicleta para la última milla Passion Motorbike Factory. Se trata de un transporte eléctrico que, además, limpia el aire gracias a un electrofiltro de iones que elimina las partículas de carbono. Tiene una autonomía de 8 horas y un volumen de 750L de capacidad.
  • Los drones de UPS. Operados desde los camiones, permiten aumentar la eficiencia del reparto. Mientras el operario entrega un pedido, el dron, de forma autónoma, entregará otro paquete y volverá al camión aunque éste se haya desplazado. Se trata de una iniciativa que pone el foco en zonas con poca densidad de población, donde hay que recorrer muchos kilómetros para realizar una única entrega.

Logística. Se va a convertir en un elemento clave dentro de la estrategia de las empresas.

¿CÓMO SERÁ LA MOVILIDAD EN 2050?

No hay accidentes de tráfico. Los vehículos autónomos y conectados entre sí eliminan la principal causa de los accidentes: el error humano.
Los atascos son una anécdota del pasado, gracias a los sensores que permiten menor espacio entre los vehículos y a los sistemas inteligentes de gestión de los atascos en tiempo real.
La demanda de energía disminuye. Una masa y un peso más pequeños permiten que los automóviles sean propulsados por motores eléctricos más compactos, eficientes y ecológicos.
Los costes de viaje se desploman, con un coste medio de pasajeros que desciende de 0,5€/km hasta 0,15€/km, gracias a las economías colaborativas y al uso de los vehículos para distintas funciones.
La infraestructurade transporte se financia mediante cargos por su uso real. La tecnología de automóviles conectados permite que los sistemas calculen con precisión el uso de las carreteras que realiza cada persona
Los parkings desaparecen. Los modelos de conducción autónoma y compartida disminuyen la necesidad de tener parkings.
Hay menos policía para controlar el tráfico. Los vehículos autónomos están programados para no exceder los límites de velocidad y no violar las leyes de tránsito.
La velocidad de las entregas se acelera y sus costes disminuyen. Los caminoes de larga distancia autónomos pueden cubrir distancias más largas con costes laborales más bajos. Además, se optimizan las entregas de última milla
El transporte intermodal se convierte en la nueva norma. Los consumidores llegan del punto A al punto B a través de modos de transporte múltiples y conectados a un único precio fijo cobrado mediante un único sistema de pago.

Los escenarios de la movilidad del futuro

En el contexto de las smart cities, el uso de sistemas de transporte sostenibles, seguros e interconectados permite a los usuarios acceder a información relevante acerca de los medios disponibles y en tiempo real, lo que a su vez le permite ahorrar tiempo y mejorar la eficiencia de los desplazamientos.

El futuro del transporte dentro de una smart city se apoyará en dos ejes principales:

  1. La digitalización de la movilidad (Digital mobility): conectividad 5G, movilidad autónoma, big data y analítica avanzada, internet de las cosas, blockchain y regulación tecnológica.
  2. La sostenibilidad del transporte (Eco mobility): transporte compartido, uso de nuevos combustibles alternativos, transporte intermodal, concienciación medioambiental y regulación del transporte.

Estos dos ejes definen cuatro posibles escenarios de la movilidad del futuro que podrán coexistir en función de las características de la sociedad y de las ciudades, del nivel de digitalización y del grado de sostenibilidad: escenario continuista, transporte digital, autonomía sostenible y economía sostenible (ver gráfico).

1551448346793

Las empresas. Deben estar al día de las innovaciones tecnológicas en movilidad, analizar las soluciones que hay en el mercado e invertir en I+D+i.

Prioridades de cara al futuro

La movilidad del mañana supone un reto para la logística de las empresas del sector retail, que tendrán que adaptarse y lidiar con un mayor volumen de envíos en zonas densamente pobladas. La logística se va a convertir en un elemento clave dentro de la estrategia de las empresas, ya que necesitan conseguir unos costes de transporte competitivos con un tiempo de entrega y una flexibilidad que se adecúen a las necesidades de los consumidores. Asimismo, la sostenibilidad irá cobrando más relevancia a medida que los objetivos medioambientales beneficien a las soluciones sostenibles y limiten o incluso prohíban aquellas que no lo sean.

Por eso, es fundamental que las empresas estén al día de las innovaciones tecnológicas del sector, analicen las soluciones que hay en el mercado e inviertan en I+D+i. Además, la presión sobre los precios y sobre la rentabilidad de la entrega a domicilio exige nuevos modelos de economía colaborativa. Es importante crear alianzas con otros players de la cadena de valor, especialmente con los operadores de transporte.

En definitiva, hay que tener muy presente la evolución de las necesidades y expectativas de la sociedad. Las nuevas generaciones están cambiando la forma de comprar. El cliente debe mantenerse más que nunca en el centro de la estrategia y las empresas han de buscar aquellas soluciones tecnológicas y modelos de negocio que mejor permitan adaptarse a sus necesidades.

VER VISTA PREVIA DEL ARTíCULO
Ver prólogo

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Sostenibilidad/Medio ambiente
Sostenibilidad/Medio ambiente Área