Ana Martínez Moneo, C84
Nº 230 – JULIO 2020

Salir del trabajo, avisar a través del móvil a tu casa de cuándo vas a llegar. Irte a tomar algo y al volver, tener la calefacción puesta, la cena preparada y servida en la mesa. Cultivar tus propios vegetales en casa. Tener la lista de la compra preparada y enviada al súper… ¿Escenario futurista? Quizá sí, un poco, pero no tan lejano como creemos. Inteligencia artificial, robótica, impresoras 3D, frigoríficos de cultivo de vegetales, conectividad total desde el coche hasta casa y muchas más tecnologías que podamos conocer e imaginar tendrán cabida en nuestros hogares en un futuro más o menos inmediato. Nos ayuda en esta proyección Óscar Cabo, director comercial general de LG España.

Óscar Cabo
Director comercial general de LG España

Oscar-Cabo

Dice Óscar Cabo, director comercial general de LG España, que la tecnología, su usabilidad y el consumidor se van a ir integrando y conectando, y que poco a poco construirán un nuevo ecosistema. Que la tecnología existe, sólo falta un consumo masivo porque el hogar inteligente cada día está más presente. De hecho, el coronavirus ha conseguido en muy poco tiempo dar un impulso firme y drástico a la digitalización de empresas y hogares. En tan solo unas semanas, la implantación repentina del teletrabajo y la educación online han acelerado el uso de dispositivos y herramientas tecnológicas en los hogares. Una tendencia que va a seguir creciendo y que va a cambiar inevitablemente nuestra forma de vida.

La gran pregunta. ¿Los robots sustituirán a los humanos? No. Simplemente lo harán en algunas tareas en las que sean más eficientes y en otras que nosotros no queramos hacer.

El futuro inmediato…

Cada día que pasa los hogares se digitalizan más. En opinión del directivo de LG España hay 3 tendencias claras, algunas más incipientes que otras, que están construyendo los hogares del futuro más inmediato:

  1. La conectividad y el reconocimiento de voz para dar instrucciones a los distintos electrodomésticos. Esto ya se utiliza a diario, aunque no de forma masiva y, en opinión de Cabo, ya se está evolucionando hacia dispositivos que reconocen la presencia humana en el momento y que una vez detectada todos los dispositivos se comunican entre sí para empezar a hacer sus funciones. Por ejemplo, explica que todos los nuevos productos de LG ya incorporan wifi y están preparados para la conectividad total. De hecho, la compañía coreana cree y apuesta por un entorno de comunicación abierto con el objetivo de que sus productos puedan comunicarse con los de otras marcas y dar al usuario la libertad de elegir los productos que se adapten a sus necesidades sin restricciones. Para el directivo, en el hogar del futuro el sistema de código abierto será fundamental.
  2. Inteligencia artificial. El consumidor hoy quiere o necesita hacer muchas cosas en muy poco tiempo y, si es posible, que alguien o algo las haga por él incluso mejor. Es decir, que los productos inteligentes no solamente van a maximizar su tiempo, sino que van a hacerlo a la perfección. Tal y como explica Cabo, muchos productos ya están incorporando sistemas de inteligencia artificial que harán que el hogar conozca a su dueño, entienda sus patrones de comportamiento y hábitos (cuándo se levanta, se acuesta, se va a trabajar, vuelve a casa…) y las necesidades que tiene para darles respuesta. “Todo va a ir orientado a que en el hogar las personas puedan hacer muchas más tareas en menos tiempo y de una manera mucho más inteligente”, dice.
  3. Robótica. En el futuro habrá robots que nos ayuden a hacer ciertas tareas. Ya existen en el entorno B2B, pero todavía no en el B2C de consumo en el hogar. Existen prototipos y es cuestión de una comercialización a escala, como piernas articuladas para ayudar a los trabajadores de almacenes a operar gran carga sin esfuerzo y sin que sufra la espalda. En esta línea, LG presentó hace unos meses un robot con brazo articulado que corta zanahorias, pela patatas y cocina la receta. Lo hace todo. No obstante, Cabo reconoce que a día de hoy tiene todavía algunas limitaciones porque hay que prepararle los ingredientes, pero el resto lo hace todo. “El objetivo es maximizar nuestro tiempo y que las máquinas lo hagan por nosotros y mucho mejor”, afirma Óscar Cabo. Otro ejemplo ya implantado es el robot que LG tiene en el aeropuerto de Incheon (Seúl) con el que nos podemos comunicar para que nos dirija a la puerta de embarque simplemente escaneando nuestra tarjeta.
    ¿Esto quiere decir que los robots sustituirán a los humanos? No. Así de contundente es Óscar Cabo. Dice que nos sustituirán en algunas tareas en las que sean más eficientes y en otras que no queramos hacer. Comenta que el momento Covid-19 nos ha llevado a reflexionar mucho sobre la vida, la importancia de las personas y de las relaciones y valoramos más el tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y a los nuestros. “Hay cosas que hoy hacemos que a lo mejor no nos dan demasiada satisfacción y valor, pero que tenemos que hacer porque no hay nadie que lo haga por nosotros. Entonces sí, la tecnología está para ayudarnos en aquellas tareas que no nos aportan gratificación”.

Para Óscar Cabo todas estas tecnologías ya son una realidad en mayor o menor medida y cambiarán nuestros hogares y nuestros hábitos. El paso que falta es darles el nivel avanzado de interconexión para convertir el hogar en realmente inteligente. Avanza que ya se está trabajando para que los frigoríficos incorporen cámaras para que a través del móvil podamos ver lo que hay dentro. Incluso que conecten con aplicaciones que ponen códigos a los productos para hacer inventarios y que si entra una docena de huevos en casa el dispositivo lo reconozca, así como cuando tires el envase y te añada otra docena a tu lista de la compra. También que reconozca todo lo que hay dentro y te proponga posibles recetas. Todo esto dice que es una realidad inminente.

Más eficiencia. Todo va a ir orientado a que en el hogar las personas puedan hacer muchas más tareas en menos tiempo y de una manera mucho más inteligente.

… Y más a largo plazo…

Durante el confinamiento la cocción de pan en el hogar, por ejemplo, ha crecido exponencialmente. La harina y la levadura han sido dos de las estrellas del lineal. Pues Cabo dice que esta tendencia se acrecentará y que crear tus propios alimentos en casa será posible gracias a los avances tecnológicos. En este sentido, LG ha desarrollado una especie de frigorífico, una cámara de producción, que permite cultivar tus propios vegetales con las ventajas de mantener siempre el nivel de luminosidad y de temperatura óptimo para que una lechuga o o unas patatas se produzcan en un entorno seguro y rápido. Este tipo de producción ya se está aplicando en el entorno industrial en los denominados “huertos verticales”, pero que pronto podremos aplicarlos en nuestros hogares.

Y otra tendencia clara que veremos es, según el directivo, la tecnología aplicada a la salud. En su opinión, la medicina tal y como la conocemos hoy, en la que tenemos que ir a hablar con un profesional y desplazarnos a un centro de salud, limita la atención a la población, porque al final un doctor puede ver a X pacientes al día. Ya hay dispositivos inteligentes que tienen la capacidad de integrar el conocimiento médico cualificado para hacer seguimiento, dar recomendaciones, incluso, diagnosticar una dolencia y que solamente en esas excepciones donde las máquinas no puedan ayudar, enviarte a una atención personal en el centro de salud. Cabo cree que esta tendencia aumentará en el futuro por dos motivos: la gestión del tiempo y la eficiencia del sistema sanitario.

Por último, el coche inteligente será, en opinión del directivo, el punto de inflexión que permita dar el salto hacia el hogar del futuro que de verdad nos imaginamos. Estaremos de manera permanente conectados con él a través del móvil y éste a su vez con nuestra casa y nuestros electrodomésticos. Sabrá nuestros movimientos, nuestros horarios y hábitos de compra y se lo comunicará a los dispositivos del hogar.

No obstante, comenta Cabo que la tecnología normalmente se genera de una manera disruptiva, pero reconoce que su uso no es 100% completo. De hecho, recalca que hay cosas que ya existen, pero que todavía no se ha encontrado ese punto de usabilidad, bien porque el usuario no está preparado, bien porque requiere que el hogar esté diseñado de una manera diferente y que todas estas tecnologías que ya existen se puedan integrar perfectamente en el ecosistema natural del hogar.

El must. Todas estas tecnologías tienen que incorporar de serie una cualidad irrevocable: ser sostenibles.

cultivo-en-casa
  • PRODUCCIÓN PROPIA DE ALIMENTOS, TENDENCIA QUE CRECERÁ.
    Dice Óscar Cabo que crear nuestros propios alimentos en casa será posible gracias a los avances tecnológicos. En este sentido, LG ha desarrollado una especie de frigorífico, que actúa como cámara de producción, que permite cultivar tus propios vegetales con las ventajas de mantener siempre el nivel de luminosidad y de temperatura óptimo para que una lechuga o unas patatas se produzcan en un entorno seguro y rápido. Este tipo de producción ya se está aplicando en el entorno industrial en los denominados “huertos verticales”, pero pronto podremos aplicarlos en nuestros hogares.

La sostenibilidad, eje integrador

Todas estas tecnologías que ya son una realidad y aquellas que están en proceso de desarrollo tienen que incorporar de serie un must: ser sostenibles. El consumidor así lo exige hoy y, seguramente, con más intensidad mañana. Dispositivos o electrodomésticos que fomenten el ahorro energético, producidos con materiales más respetuosos con el medio ambiente que faciliten su reciclado o reutilización, que tengan una mayor durabilidad y que faciliten la vida. Óscar Cabo señala que la tendencia del usuario a no malgastar los recursos del planeta y exigir productos más ecoeficientes va a penalizar la obsolescencia programada, algo contra lo que LG se ha posicionado abiertamente. En su opinión, “los fabricantes tenemos que ser capaces de desarrollar tecnología más eficiente y sostenible a un precio accesible a la mayor parte de la población. Tenemos una responsabilidad con el planeta y con nuestros consumidores. En LG así lo creemos y estamos trabajando intensamente en esta línea con productos innovadores con incluso 5 años de garantía en teléfonos móviles, 20 años en el compresor de algunos electrodomésticos y 10 por defecto en todas las lavadoras, lavavajillas, frigoríficos y aires acondicionados.

El compromiso con el planeta ha llevado a LG a poner en marcha el proyecto Smart Green con 3 compromisos: generar energía limpia, utilizar ecotecnología y reforestar. Un reto en el que participan instituciones y otras empresas que consiste en plantar 47 millones de árboles.

El futuro ya lo visualizamos y será una integración de todas las tecnologías, desde el robot que cocina a cultivar tus propios productos, vía cámaras o impresoras 3D, apps que conecten productos con el móvil… “La tecnología, su usabilidad y el consumidor se van a ir integrando y conectando y poco a poco iremos encontrando este ecosistema. La tecnología va a estar ahí, evolucionando constantemente, para hacernos la vida más fácil. Y tenemos que aprovecharla”, concluye Óscar Cabo.

Apuesta. LG se ha posicionado abiertamente contra la obsolescencia programada.

oscar-cabo-redondo

Óscar Cabo
Director comercial general de LG España

Momento COVID-19

2019 fue el 2º mejor año histórico de LG España solo por detrás de 2018 (en el que hubo Mundial de Fútbol). El inicio del año 2020 fue muy bueno, superior incluso a nuestro mejor año, hasta la 1ª mitad de marzo, que la demanda se frenó por el Covid-19. Nuestro plan de suministro estaba establecido crecer a más de doble dígito. Pero confiamos que la última parte del año sea buena por todas las novedades de producto que para entonces habremos lanzando en España.

Palancas activadas

Las empresas hemos tenido que hacer frente a una caída de la demanda inesperada, con decisiones clave a tomar en tiempo récord sobre el proceso productivo, inversiones de marketing comprometidas para afrontar eventos cancelados, la venta online –que ha crecido de manera exponencial, pero no ha sido capaz de compensar las ventas perdidas por el cierre de tiendas–.

Productos estrella

Los productos de entretenimiento en el hogar han sido los más beneficiados, como los monitores de gaming, pero también aquellos destinados al teletrabajo (monitores y PCs). Los productos relacionados con la higiene como lavadoras con función vapor o el aire acondicionado con purificador de aire incorporado 2 en 1 también han crecido exponencialmente. Por el contrario, el área de B2B se ha frenado más ya que muchas empresas se han visto obligadas a pausar sus inversiones.

Hacia la nueva normalidad

Todo ha cambiado estos meses, pero esperamos un repunte considerable del consumo en la segunda mitad del año. Nuestra cadena de suministro y sistemas internos también son más ágiles tras esta crisis.

La innovación

El consumidor va a demandar cada vez más durabilidad en los productos. Somos la primera empresa en posicionarse abiertamente contra la obsolescencia programada. Hay también una corriente clara hacia la innovación pro-higiene y medioambiente: vapor en lavadoras, lavavajillas, purificadores de aire, esterilización de ropa, etc. Estamos inmersos en el lanzamiento del negocio de Solar que, unido a otros negocios como aerotermia, serán una pieza angular de nuestro crecimiento futuro.

3 líneas de trabajo

  1. Responsabilidad. Ser socialmente responsables, manteniendo un estándar altísimo de ética en los negocios que asegure relaciones duraderas con partners y consumidores será clave. La apuesta por la durabilidad y eficiencia de nuestros productos y proyecto ‘Smart Green’ –el reto de plantar 47 millones de árboles al año– serán ejes claros de nuestro trabajo en los próximos años.
  2. Digitalización. Debemos revisar todo lo que hacemos desde nuestras políticas de recursos humanos hasta la cadena de suministro o la estructura para atender a un consumidor cada vez más digital.
  3. Diversificación. Debemos orientar las inversiones hacia nuevas oportunidades de negocio y generar servicios que den valor a nuestra oferta con nuevos negocios que nos ayuden a diversificar nuestros riesgos pero también nuestras oportunidades: solar, aerotermia, productos para la salud tanto para uso doméstico como B2B…

Aprendizajes

Vamos a dar mucha más importancia a la salud, a las relaciones sociales. Nos hemos vuelto más humanos y nos hemos encontrado con nosotros mismos. Vamos a cuidar más de lo que tenemos y lo valoraremos más. Seremos más exigentes a la hora de consumir y de invertir nuestro tiempo.

Ana-Martínez

ANA MARTÍNEZ MONEO
C84
amartinez@aecoc.es

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área
Innovación
Innovación Área