El auge del comercio electrónico y la transformación de las tiendas en destinos de comidas ocupaban un lugar destacado en la lista de prioridades de los supermercados antes de la pandemia. Ahora estas prioridades se han acelerado, lo que promete cambiar profundamente el diseño de las tiendas en el futuro. Tom Custer, vicepresidente de la firma estadounidense de arquitectura y diseño FRCH Nelson, que ha trabajado con cadenas de restaurantes como Subway y KFC y con retailers como Target y Kroger, afirma que cada vez más supermercados adoptan un modelo de tienda híbrida, que combina una elevada experiencia física con capacidades mejoradas de preparación de pedidos online. En su opinión, la trastienda crecerá para completar los pedidos online, mientras que la superficie de venta se reducirá y se centrará en la experiencia del cliente.

Zonas habilitadas para la recogida de pedidos. A medida que la recogida de pedidos sin bajarse del coche continúa ganando fuerza en EE.UU., Custer espera que los retailers dediquen más espacio a la preparación de pedidos online y establezcan zonas específicas junto a la tienda. De hecho, muchos retailers ya han utilizado algunas plazas de sus parkings para ampliar su servicio de recogida. Custer espera que los supermercados habiliten puntos drive-thru –recogida de pedidos sin bajarse del coche–, así como lockers y pickup towers (torres automatizadas de recogida de pedidos).

Estas iniciativas, impulsadas por el comercio electrónico, están comenzando a ponerse en práctica:

  • Whole Foods está convirtiendo sus cafeterías dentro de sus tiendas en áreas dedicadas al comercio electrónico en ciudades como Filadelfia y Atlanta.
  • Walmart ha probado quioscos automatizados, similares a máquinas de vending, fuera de las tiendas, que permiten a los clientes recoger sus pedidos online. También ha incorporado puntos de recogida de color naranja en cientos de sus tiendas.
  • Hy-Vee ha instalado lockers de recogida de pedidos dentro de sus tiendas y en zonas cercanas, como hospitales locales.

Más trastienda y menos superficie de venta. Custer afirma que los retailers ampliarán la trastienda para potenciar la preparación de pedidos online, lo que implica también reducir la superficie de venta, que se focalizará más en la experiencia. Según el experto, estas tiendas híbridas funcionan mejor en mercados suburbanos donde el tráfico peatonal y la demanda online son altos.

Surtidos más inteligentes y específicos. Dicho modelo híbrido ya era, sin embargo, una asignatura pendiente para muchos retailers con un exceso de surtido antes de la pandemia. En opinión del experto, los retailers pueden determinar a través de las ventas y el análisis predictivo qué productos no están a la altura. Y, en lugar de eliminar categorías enteras, podrían vender productos como la comida para mascotas o la ropa exclusivamente online, o solo abastecer a las tiendas que mejor funcionan y luego ofrecer online una variedad más amplia. “¿Realmente necesitas un pasillo entero de comida para mascotas cuando ya estás compitiendo con las tiendas de comida para mascotas? Eso podría formar parte de un servicio de suscripción o de una compra online”, afirma.

Fuente: Grocery Dive

banner-irr-junio-2020

SECTORES Y ÁREAS

COVID-19
COVID-19 Área
IRR
IRR Área
Gran Consumo
Gran Consumo Sector