Antes de empezar el año 2020, la “National Retail Federation” (NRF) pronosticó que las ventas en la distribución iban a aumentar entre un 3,5% y un 4,1%, llegando a una cifra de más de 3,9 billones de dólares. A mediados de marzo, tres meses después, la Organización Mundial de la Salud declaró el COVID-19 como una pandemia mundial. Muchos distribuidores a nivel internacional se vieron obligados a adaptarse a la incertidumbre provocada por los cierres de negocios y por los confinamientos. Aquellos negocios o sectores que pudieron seguir operando, tuvieron que iniciar un rápido proceso de adaptación, modificando su enfoque y prioridades para cumplir con las nuevas directrices operativas y con las nuevas expectativas de los clientes, en cuanto a estándares de seguridad y conveniencia. Desde ese momento, los distribuidores se han visto inmersos en una nueva realidad, priorizando la búsqueda de formas efectivas de satisfacer las necesidades de un consumidor en constante evolución. Ante esta necesidad de cambio y adaptación constante, las nuevas tecnologías adquieren un papel fundamental.

BANNER-suscripcion-IRR

SECTORES Y ÁREAS

IRR
IRR Área
Gran Consumo
Gran Consumo Sector