Amazon mueve ficha. Y todo el sector tiembla. Según Phil Lempert “el 16 de junio de 2017 pasará a la historia como el comienzo del nuevo mundo del supermercado”. Por su dinamismo, todos hemos estado observando con mucha atención los movimientos de Lidl, Aldi y Amazon. Ahora Amazon se pone en cabeza con la adquisición de Whole Foods. Una compra que tiene todo el sentido para Amazon, ya que el comprador de Amazon Prime es el comprador de Whole Foods. 

Lempert resalta el momento en que se produce la noticia: justo la semana que Lild abre en Estados Unidos, que Aldi anuncia su expansión más grande en el país y que las acciones de Kroger caen un 18% tras anunciar unos resultados decepcionantes. 

whole-2

Tras la compra, Lempert cree que Amazon Whole Foods tendrá precios más bajos, que se colocarán taquillas Amazon en todas sus tiendas (460 tiendas en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña) y serán los supermercados de referencia para los millennials y la Generación Z. También cree que habrá más productos de marca propia (igual que en Aldi y Lidl), dado que Amazon está promoviendo sus marcas propias también online. Para este expertos los perdedores son todos los distribuidores tradicionales y empresas como Instacart, que construyen su negocio sobre Whole Foods. Porque Amazon no va a necesitar que nadie entregue sus productos. En Forbes explican que la compra de Whole Foods por parte de Amazon significa reconocer que la venta online de alimentación no funciona. Que para tener éxito en este campo lo ideal es tener una simbiosis de tienda online y tiendas físicas. Recuerda el periodista que Amazon ya ha experimentado con tiendas físicas (librerías y Amazon Go), porque “su reconocimiento de que hay que estar donde
están los clientes incluye tiendas físicas”. Kestenbaum no tiene claro que la compra de Whole Foods por parte de Amazon vaya a tener éxito. Sin embargo, la necesidad de combinar tiendas físicas y el online “ha llegado para quedarse, puesto que ni Amazon puede ir por su cuenta”. 

En The New York Times explican que con esta compra Amazon trata de convertirse en un operador de alimentación más importante y que su marca esté en nuestros hábitos de compra frecuente. Añaden que esta compra representa una escalada en la batalla que Amazon mantiene con Walmart (líder de los
supermercados) que está tratando de hacerse un lugar en la venta online con sus últimas compras: el mismo viernes anunciaba la compra de Bonobos (tienda de moda masculina) y el año pasado compró Jet.com y puso a Marc Lore, principal ejecutivo de Jet, a cargo de Walmart. “Si Walmart pierde la batalla de la alimentación frente a Amazon no tendrá ninguna posibilidad de destronar nunca a Amazon como líder del e-commerce en el mundo.”

Fuente: The New York Tomes y Forbes

Anuncio-IRR

SECTORES Y ÁREAS

IRR
IRR Área
Retail Knowledge
Retail Knowledge Área