Noticias Tecnología - Innovación - Ciencia

add ver todas

El ‘derecho a reparar’ y por qué está ganando tracción

Cuando un dispositivo electrónico se rompe de algún modo y necesitas arreglarlo, tienes tres opciones: llevarlo a una oficial para que la propia compañía te lo haga directamente, llevarlo a un centro autorizado para que lo haga alguien con certificación, o que te lo repare alguien sin autorización. En ese último caso se utilizarían piezas que no son originales y perderías la garantía del dispositivo.

En el caso particular de algunas empresas, por ejemplo Apple, la compañía otorga el estatus de ‘Premium Reseller’ a todos aquellas empresas que quieran reparar usando componentes y certificaciones oficiales. Pero, al mismo tiempo, exige un nivel de compromisos que no todas las empresas se pueden permitir. De ahí a que algunas impulsan el llamado “Derecho a Reparar” en los Estados Unidos.

Pero … ¿qué pasa cuando no tienes un Apple Store ni un centro autorizado cerca? Entonces toca enviar el producto a Apple y desprenderte de él durante un tiempo. De ahí que surja este derecho, muy demandado por la sociedad en los últimos años.

El “derecho a reparar” consiste en una serie de leyes que obligarían a las compañías tecnológicas a distribuir piezas oficiales a las empresas independientes. Además, las compañías también tendrían que publicar sus manuales de diagnóstico y servicios. En otras palabras, y volviendo al ejemplo: Apple no tendría más remedio que vender componentes oficiales de sus productos para que cualquier empresa pueda repararlos. Estas leyes se están impulsando en Nebraska, Minnesota, Nueva York, Massachussetts y Kansas por parte de una alianza de empresas de reparación llamada Repair.org.

La idea es que la reparación de dispositivos electrónicos se parezca un poco más a la de la reparación de coches, en la que cualquier taller mecánico puede trabajar con piezas oficiales de las marcas si así lo prefieren. También se busca acabar con la venta de piezas falsificadas mayormente provenientes de Asia: hay muchas empresas que creen comprar componentes oficiales cuando en realidad son falsos.

¿Qué podría pasar con los centros autorizados de venta de piezas oficiales?

Por lo general, cuando montas una tienda, contratas y formas al personal certificándolo oficialmente, pides convertirte en un distribuidor autorizado. Pero las quejas no están ausentes: hay que aceptar ciertos requisitos como tener que usar el mobiliario que ordene la marca que distribuyes, mostrar tu contabilidad a la misma firma siempre que ellos quieran, promocionar sus productos antes que productos y accesorios de otras marcas… y también depende del lugar en el que quieres abrir esa tienda.

El objetivo del “derecho a reparar” es precisamente hacer que las tecnológicas no puedan imponer sus normas si otras compañías quieren dedicarse a reparar productos de la compañía. Pero, en el otro frente, las tecnológicas quieren conservar su nivel de garantías y calidad controlando quién repara sus productos fuera de sus tiendas oficiales y cómo lo hacen. Y por eso los abogados de las tecnológicas ya se han puesto manos a la obra para evitar que estas leyes entren en vigor.

Pero es difícil: en estados tan relevantes como el de Nueva York este tipo de ley se está intentando promover por tercer año consecutivo y en compañías tecnológicas, como Apple, ya trabajaron duro para evitar que se aprueben. De ocurrir, Apple no tendría más remedio que diferenciar entre aquellas reparadoras con las que tiene confianza y las que no.

Guidance

  • En Europa, el derecho a reparar es algo que, a priori, permitiría ahorrar un 5% del consumo energético total en toda Europa de aquí al año 2030, y que abre las puertas al derecho a reparar en otros dispositivos como ordenadores o teléfonos inteligentes.
  • En el año 2014, una encuesta demostró que el 77% de los ciudadanos prefiere arreglar sus dispositivos antes que comprar unos nuevos. El problema: en estos momentos los consumidores no tienen mucha más opción que aceptar los precios del servicio técnico oficial. En caso contrario, adiós a la garantía.

¿Quieres saber más?

El derecho a reparar

NOTICIAS RELACIONADAS

add ver todas

Un sustituto del aceite vegetal elaborado con microbios

La startup estadounidense Zero Acre Farms está desarrollando una alternativa a la producción del aceite de palma basada en un proceso natural: la fermentación. La fermentación tiene muchas aplicaciones en todas las industrias, se trata de seleccionar microbios que a su vez, producen un subproducto útil. Para este proceso en concreto, la startup elige microbios que producen aceite y grasa.

Healthy-io es una aplicación médica que permite utilizar...

Cada año se realizan millones de análisis de orina de laboratorio para mujeres embarazadas, pacientes con riesgo de insuficiencia renal y personas que creen que pueden tener infecciones del tracto urinario. Más de 1,8 millones de personas han sido diagnosticadas con enfermedad renal crónica en Inglaterra, y se estima que un millón más tienen la enfermedad pero aún no han sido diagnosticadas.

El globo Wi-Fi de Alphabet sobrevuela la costa de Los...

Alphabet, la matriz de Google, lleva años trabajando en lo que llama Moonshots: proyectos a priori inviables creados a partir de ideas muy innovadoras. Uno de ellos es el Proyecto Loon: globos Wi-Fi que buscan llevar conexión a internet a los lugares más recónditos del mundo.

ADM se asocia con Air Protein para hacer proteína 'sin...

ADM Partner y Air Protein, dos empresas líderes en foodtech, se asocian en el campo de la producción de proteínas a partir del aire.  Esta colaboración tiene como objetivo desarrollar una proteína innovadora que pueda producir sin necesidad de tierras cultivables, utilizando dióxido de carbono como materia prima. El objetivo final de ambas empresas es construir la primera planta de producción a escala comercial de proteína de aire.La tecnología utilizada por Air Protein, conocida como fermentación de gas, tiene sus raíces en la investigación de la NASA en la década de los 60 sobre la producción de alimentos en el espacio. Aunque esta tecnología ha estado en un segundo plano durante décadas, en los últimos años ha resurgido como una forma prometedora de crear proteínas de manera sostenible.La entrada de ADM, una empresa líder en la cadena global de suministro de alimentos, en el campo de las proteínas generadas a partir del aire, es un respaldo significativo para esta tecnología emergente. La dependencia excesiva de la glucosa como materia prima en las alternativas proteicas es un desafío común, por lo que la exploración de materias primas más sostenibles y asequibles es crucial para su desarrollo.En este sentido, con la experiencia de ADM en nutrición