Proyecto “La alimentación no tiene desperdicio»

“La Alimentación no tiene desperdicio” es una iniciativa de colaboración para reducir el desperdicio alimentario liderada por AECOC, la asociación de empresas de gran consumo.

Más de 700 empresas se han unido al proyecto y ya forman parte de esta comunidad.

¿Cuáles son los objetivos del proyecto?

El proyecto tiene tres objetivos principales:

  1. Establecer prácticas de prevención y eficiencia a lo largo de toda la cadena alimentaria, que consigan una reducción de los desperdicios.
  2. Maximizar el aprovechamiento del excedente producido a lo largo de las diferentes fases de la cadena de valor (redistribución, reutilización y reciclado).
  3. Sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre este problema y la necesidad de reducir el desperdicio alimentario.

La iniciativa cuenta con el apoyo de más de 700 empresas fabricantes y distribuidoras del sector del gran consumo, operadores logísticos y de transporte, asociaciones empresariales, organizaciones de consumidores, instituciones y está coordinada desde AECOC.

Esta campaña quiere dar a conocer los esfuerzos que las empresas realizan para evitar el desperdicio alimentario e impulsar mejores prácticas de colaboración con el fin de ir disminuyendo el problema. Cada año se desperdician en España 7,7 millones de toneladas de comida. Por ello, “La alimentación no tiene desperdicio” quiere concienciar al consumidor de la problemática que supone el desperdicio a nivel global, y hacerle partícipe en la iniciativa fomentando su colaboración para reducir el desperdicio que genera cada uno a nivel personal.

    ¡Súmate a la iniciativa!

    Radiografía del Desperdicio Alimentario en España

    De acuerdo con los datos aportados por cerca de un centenar de empresas de la industria y la distribución alimentaria integradas en el proyecto “La Alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala”, un 1,79% de los productos no llega nunca a comercializarse. Las razones son varias: deterioro de los envases y embalajes, errores de etiquetado, cercanía de la fecha de consumo…

    De ese porcentaje, un 56,35% es apto para el consumo humano, del cual se dona sólo un 32,27%.

    Únete al proyecto en redes sociales: